Julià es elegido rector por un estrecho margen para dirigir la transición en la Politécnica

La elección, que decidió de nuevo el profesorado, abre una etapa tras 19 años sin alternancia

La Universidad Politécnica de Valencia entró anoche de lleno en "una etapa de transición" con la elección, por un estrecho margen, de Juan Julià como rector de la segunda universidad valenciana en número de alumnos y la primera en generación de I+D+i. La competida elección entre los catedráticos Juan Julià y José María Álvarez-Coque, que se decantó en favor del primero gracias al apoyo de los profesores, supone una alternancia que la institución no conocía en los 19 años en que tuvo a su frente a Justo Nieto, actual consejero de Empresa, Universidad y Ciencia.

El candidato electo, Juan Julià -que sustituirá a Javier Sanz, rector en funciones desde que en septiembre Nieto fue nombrado miembro del Consell- ganó ayer con el 52,26% del voto ponderado frente al 47,74% gracias al apoyo de los funcionarios doctores (54% frente a 46%), los profesores (69,8% frente a 30,2%) y los investigadores (64,6% frente a 35,4%), ya que su rival venció entre los estudiantes (56% frente a 44%) y el personal de administración y servicios (54,7% frente a 45,24%). El mayor peso de los profesores en el voto ponderado volvió a resultar decisivo. La participación estudiantil, de un 20,22%, fue bastante inferior al 35% de las anteriores elecciones, aunque se mantuvo por encima de la media habitual en otras universidades.

Su primer mensaje dirigido a una comunidad universitaria integrada por 1.259 funcionarios doctores, 1.220 profesores titulares, 690 ayudantes y en formación investigadora, 1.409 profesionales de la administración, de servicios y técnicos de laboratorio, y 35.411 alumnos fue: "La Politécnica es un referente que nos obliga a consolidarlo como tal. Por tanto, el momento de la convergencia europea es una magnífica ocasión para llevar a cabo el plan estratégico y los 15 compromisos que llevábamos en campaña".

La Politécnica sale así de una interminable expectativa de cambio que se inició en 1999 y no llegó a concretarse en las últimas tres elecciones. El año 1999 fue cuando cinco vicerrectores del equipo rectoral de Nieto dieron el aldabonazo de salida a una "candidatura de oposición desde dentro", encabezada entonces por el responsable económico, Pedro Miguel Sosa, que perdió por sólo tres votos. Sobre su equipo, en buena medida, se ha edificado la alternativa de Juan Julià.

Julià es un ingeniero agrónomo de 49 años que "ha hecho toda su carrera en la universidad" y se ha presentado ante el elector con un "proyecto de cambio con consenso" basado en 15 compromisos, y apoyado en un amplio equipo de gobierno (integrado por ex vicerrectores, miembros de las diferentes candidaturas de oposición habidas y avalado por principales referentes de los grandes grupos académicos y de investigación que, en la práctica, conforman las llamadas "fuerzas mayoritarias" de la institución).

Enfrente, José María Álvarez-Coque, un catedrático de Economía, de 48 años, que en las últimas elecciones (celebradas hace justo un año) apoyó la candidatura de oposición aglutinada en torno al ingeniero Juan José Moragues, cuyo equipo, de una veintena de personas, lejos de unificarse, ha dividido sus fuerzas entre ambas candidaturas.

Cambio con garantías

El candidato derrotado, José María Álvarez-Coque, se apresuró a felicitar anoche al ganador de las elecciones y declaró que pese a que el margen de diferencia fue muy pequeño "la Politécnica es una universidad muy plural que no está divida en dos mitades". A la pregunta de si ejercerá de oposición frente a Julià, Álvarez-Coque respondió: "No somos oposición ni gobierno, sólo universitarios que expresan libremente su opinión en los diferentes órganos de participación".

El nuevo rector destacó la normalidad de un proceso electoral "exento de la tensión de otros años". Eso ha sido posible, según Julià, gracias al "magnífico candidato que ha sido Álvarez-Coque, al que conozco bien porque pertenecemos al mismo departamento y a la misma escuela".

"Mantengo el lema de mi campaña "juntos avanzamos", que valía antes y vale después de las elecciones", dijo Julià, quien añadió su intención de trabajar para hacer de la Politécnica "un referente de la sociedad valenciana".

Julià negó que hubiera muchas diferencias entre los dos programas y destacó que ambos defendían proyectos comunes como el plan estratégico o los planes de pensiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0002, 02 de marzo de 2005.

Lo más visto en...

Top 50