Berta Riaza, la gran dama de la escena

Berta Riaza tiene 76 años, un humor envidiable e inteligente y una mirada de niña dispuesta a seguir sorpendiéndose de lo que haga falta.

El colectivo teatral Las María Guerreras provocó anoche un encuentro, "que no homenaje", con esta gran dama de la escena. Fue íntimo, y de hecho no hubo una convocatoria masiva, ya que la profesión hubiera acudido en pleno, pues Berta Riaza, además de una de las grandes actrices de este país, es una de las personas más queridas de la profesión.

Rodeada de compañeros, muchos de ellos íntimos amigos, como el director Miguel Narros, la actriz Ana Belén o la popular Antoñita, viuda de Ruiz, que lleva décadas haciendo las pelucas de las gentes del teatro, Berta Riaza no ocultó sus rubores cuando la dramaturga Itziar Pascual glosó su vida o cuando un vídeo recorrió parte de su prolífica trayectoria profesional de más de medio siglo.

Anoche quedó claro que la actriz se ha detenido en lo mejor de la dramaturgia universal y bajo la dirección de los más grandes profesionales del teatro español de los últimos 60 años.

Lo más divertido de la noche fue la intervención de la propia actriz, que la inició diciendo: "He dejado el teatro, es algo que ya saben los amigos, pero, al igual que me ocurre desde que era muy pequeña, sigo envuelta en un ambiente de teatro". El mismo que anoche la rodeó entre carcajadas cuando contaba sus aventuras y desventuras por este oficio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de febrero de 2005.

Lo más visto en...

Top 50