Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un policía local mata de un disparo a un joven que huía tras intentar un robo en Alginet

Nicolás Moreno Cucart, de 20 años, vecino de Gandia, murió en la madrugada de ayer de un disparo efectuado por un agente de la Policía Local de Alginet (La Ribera Alta) durante una persecución cuando escapaba después de haber intentado supuestamente robar en un bar de la localidad. El fallecido no llevaba encima armas de fuego.

A las 5.30 una patrulla de la Policía Local de Alginet vio cómo dos jóvenes intentaban robar en un bar. Dieron el alto pero ellos, según fuentes de la investigación, escaparon. Montaron en un coche Honda Celica matrícula de Valencia y salieron por la carretera CV-42 en dirección a Algemesí. Les perseguía la unidad de la Policía Local. Los agentes alertaron a la Guardia Civil, a la Policía Nacional y a las policías locales de Guadassuar y Algemesí, que se sumaron a la persecución.

Una patrulla del instituto armado fue al encuentro del vehículo y avistó el coche pero antes de alcanzarlo, el vehículo, al verse rodeado, se desvió por la CV-525 hacia Alginet. Por esa otra carretera también había salido una patrulla de la Guardia Civil. La unidad de la Policía Local seguía en todo momento tras el coche escapado. A la altura del kilómetro ocho de la vía, el coche de los supuestos ladrones se vio cercado. Por delante estaba la Guardia Civil. Por detrás, el de la Policía Local. Los escapados giraron en redondo mientras los dos agentes de la policía local se bajaban del coche y les daban el alto. Según las mismas fuentes, no obedecieron y embistieron el vehículo.

Tiro mortal

Los dos agentes dispararon contra el coche de los dos escapados. Sólo dos kilómetros después, los dos ocupantes del turismo abandonaron el vehículo y trataron de escapar por la huerta. Uno de ellos lo consiguió. El otro, Nicolás Moreno Cucart, cayó desplomado. Uno de los cuatro disparos que efectuaron los agentes de la Policía Local, tres de una arma y uno de otra, le alcanzó mortalmente.

Los dos agentes de la policía local de Alginet declararon en el juzgado de Instrucción número dos de Carlet, que en funciones de guardia abrió diligencias sobre los hechos. Al cierre de esta edición no había ninguna persona detenida y el segundo ocupante del coche que protagonizó la escapada continuaba sin ser localizado.

Según fuentes del caso, los dos policías locales de Alginet implicados en los hechos acaban su turno de trabajo semanal pocas horas después de lo ocurrido. Les corresponde una semana de vacaciones que iniciaron con normalidad porque, según precisaron fuentes del consistorio, no se les ha apartado de sus funciones ya que de momento nadie ha considerado que deba hacerse. Las mismas fuentes insistieron en que "el fatal desenlace fue un accidente porque los policías no dispararon al cuerpo, tenían las armas empuñadas con la intención de disparar al aire cuando el coche les embistió".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de febrero de 2005