Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los andalucistas ofrecen al PSOE de Sevilla su plan para hacer una playa en la dársena del Guadalquivir

El Partido Andalucista de Sevilla quiere que el equipo de gobierno municipal formado por PSOE e IU asuma su proyecto de hacer una playa en Sevilla, una de las promesas estrella del programa electoral con el que los andalucistas concurrieron a las elecciones de 1999. La propuesta del PA llega después de que la delegada de Medio Ambiente, Cristiana Vega (PSOE), anunciara esta semana que el Ayuntamiento va a habilitar dos zonas de solárium en la ribera del Guadalquivir, aunque no permitirá el baño.

"Una playa sin baño es como un jardín sin flores", señaló ayer el concejal andalucista Rafael Carmona, para quien la prohibición de entrar en el agua es "una excusa" del PSOE para no admitir que quieren recuperar el proyecto que abanderó Alejandro Rojas Marcos. "Cuando anunciamos la playa de Sevilla ellos se rieron a carcajadas", aseguró Carmona, quien señaló que va a entregarle a los socialistas el proyecto que elaboró en su día para el PA el arquitecto José Luis Manzanares. "No nos importará nada que el alcalde sea el primero en ponerse el bañador", ironizó el edil.

No obstante, desde el gobierno municipal se insistió esta semana en que los dos solarios que ahora se plantean siguen más el modelo de la playa urbana de París a la orilla del Sena que el que idearon los andalucistas. La del PSOE se engloba dentro del plan Enclave del río, puesto en marcha por el Ayuntamiento para revitalizar la dársena del Guadalquivir en el Paseo Rey Juan Carlos I, un tramo de 5,5 kilómetros que discurre entre el Puente de Triana y la Corta de San Jerónimo. A lo largo de esta franja, los socialistas plantean zonas deportivas, culturales, un parque infantil y los dos solarios, en los que el prevé instalar tumbonas, sombrillas y aspersores de agua sobre una superficie de arena, césped o mezcla de ambos.

Según el documento elaborado por la Delegación de Medio Ambiente, una de estas zonas para tomar el sol se instalará en Chapina y tendrá carácter permanente; mientras que la otra entre el Puente del Alamillo y el Monumento a Colón, sólo se habilitará durante los meses de verano. Ésta es la que, sobre el plano, coincide con la ubicación que había pensado el PA, quien también habló de equipar con duchas y sombrillas esta zona de la ribera del río. La gran diferencia entre los dos planes es que los andalucistas encargaron a José Luis Manzanares un proyecto en el que se proponía un sistema de inyecciones de oxígeno para regenerar el agua y poder permitir el baño.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de febrero de 2005