El 'comando' capturado en Valencia se iba a reforzar con más etarras y material

El comando de ETA detenido el jueves en Valencia, que tenía instrucciones para atentar en dicha ciudad, en Cartagena (Murcia) y Jaén, será puesto hoy a disposición del juez de la Audiencia Nacional Félix Degayón. Los investigadores están convencidos de que Sara Majarenas y Mikel Orbegozo iban a atentar en Valencia y luego iban a reforzar el comando con otros etarras y más material para seguir atentando.

Los interrogatorios han permitido saber a la policía que Orbegozo y Majarenas tenían previsto cometer un o dos atentados este fin de semana en Valencia para escapar luego rumbo a Cartagena (Murcia) para intentar un atentado contra el Arsenal de la Armada. Pero, a la vista del material criminal del que disponían, carecían de capacidad para cometerlo, según las fuentes consultadas. Por ello, y por algunos detalles que dieron en los interrogatorios, los servicios antiterroristas están convencidos de que el comando iba a ser reforzado con otros etarras que, además, aportarían material.

La policía está segura de que ese complemento llegó a entrar en España, aunque sospecha que tras las detenciones habría regresado a Francia. No obstante, tampoco descartan que hayan podido quedarse para atentar por su cuenta. Para ello, deberían llevar su propia lista de objetivos. El listado de objetivos incautado es tan amplio, abarca tantas provincias e incluye tal número de informaciones que los investigadores no creen que fuera "para ellos solos". Además, los datos tampoco han sido recopilados por los detenidos. Por lo tanto, una de las tareas que se ha encomendado la CGI es intentar localizar a esos informadores.

La policía sospecha que, una vez completado el comando con otros etarras, los detenidos en Valencia se habrían dedicado a recorrer las zonas bajo amenaza para confirmar los objetivos. Por si acaso, se ha reforzado la protección de las personas amenazada, del Arsenal naval de Cartagena y de otras instalaciones. Por otro lado, la Guardia Civil ha dejado en libertad a Patricia Perales Hurtado, la pareja del supuesto etarra detenido hace una semana en Basauri (Javier Pérez Aldunate).

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 20 de febrero de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50