Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sólo tres de cada cien contratos a mujeres en 2004 fueron indefinidos, según UGT

Las mujeres forman uno de los colectivos con más dificultades para acceder al mercado laboral. Más de la mitad de los 155.980 parados que había en la Comunidad Valenciana a finales de enero, de hecho, son mujeres. Más paradas y con contratos más precarios, según denunció ayer UGT-PV con datos del Inem (Instituto Nacional de Empleo) en la mano. El sindicato aseguró que sólo el 3% de los contratos realizados a mujeres en algún momento del año pasado fueron indefinidos. Un porcentaje que se sitúa muy por debajo de la media valenciana, ya que, en conjunto, el año pasado el 9,9% de los contratos formalizados fueron indefinidos.

El sindicato explicó que de los 646.869 contratos formalizados por mujeres de algún punto del territorio valenciano apenas 19.678 fueron indefinidos. Datos que contrastan con los de los contratos eventuales por circunstancias de producción, que se elevaron a 348.375, que suponen el 53,8% del total. Los contratos de obra y servicios, por su parte, sumaron 173.187, que representa el 26,7%. UGT-PV denunció que los dos tipos de contratación supusieron, por lo tanto, el 80,5% del total.

El sindicato especificó, en el comunicado difundido, que entre ese 3% de contratación indefinida están los contratos a tiempo completo pero también los fijos discontinuos y los de a tiempo parcial, esta última modalidad utilizada especialmente para las mujeres. La contratación a tiempo parcial "supone además una merma importante en el salario, una pérdida de derechos", complica "la promoción interna, ya de por sí difícil para las mujeres" y afecta a las cotizaciones y, por tanto, a las futuras prestaciones que reciban las trabajadoras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de febrero de 2005