Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Palop desbanca a Cañizares

Mestalla presenció anoche una escena inédita en las siete últimas temporadas. Como cada jornada, Cañizares y Palop realizaban juntos los ejercicios de calentamiento pocos minutos antes del partido. En esta ocasión, sin embargo, era Cañizares quien lanzaba balones a Palop para afinar su puesta a punto. Por primera vez desde que fichó por el Valencia en 1998, Cañizares se sentó en el banquillo junto al resto de suplentes por una decisión técnica. Ya había cedido el puesto de titular a Palop en otros encuentros, pero siempre había sido por lesión, sanción o por la intrascendencia del choque.

Los errores de Cañizares en los tres partidos anteriores, en los que el equipo encajó ocho goles, decidieron a Ranieri a apostar por Palop, de 31 años, cuatro más joven que el meta internacional. Era la segunda vez en la semana que Cañizares visitaba el banquillo: fue suplente también con la selección española ante San Marino. Si bien la titularidad en España es propiedad de Casillas, la suplencia en el Valencia es un duro golpe para Cañizares, un portero al que le sienta fatal no jugar y que busca el protagonismo. Precisamente por eso abandonó el Madrid tras disputar sólo 41 partidos de Liga en cuatro temporadas, entre 1994 y 1998.

Palop fue recibido con una ovación cuando sonó su nombre por megafonía. Cañizares se pasó la primera parte hablando con Aimar y Mista, también suplentes. El portero de Ciudad Real estuvo dos meses sin jugar en 2000 por una lesión de tobillo. Palop ocupó su puesto y Cañizares hizo luego lo imposible para recuperar la titularidad. En octubre de 2001, se fracturó una costilla en el Camp Nou y fue baja un mes. Pero entonces volvió al equipo inicial sin problemas ante el enfado de Palop, que dijo sentirse "como un muñeco" y pidió al Valencia irse. "Quieren que esté callado y les solucione la papeleta. No aguanto más esta situación", estalló Palop. El meta valenciano, no obstante, aguardó su oportunidad, que llegó ayer. La relación entre Cañizares y él es meramente profesional.

La titularidad de Palop contribuyó a que el Valencia continuara con su baile de cambios. En 23 jornadas de Liga, Ranieri ha alineado a 23 equipos titulares diferentes y sólo en ataque ha probado a 10 parejas distintas de delanteros. Sin suerte. El equipo ha sumado tres puntos de los últimos 15 y Mestalla le despidió con una pañolada.

Los jugadores del Valencia, por otra parte, saltaron al campo con unas camisetas de apoyo a Vicente, operado del tobillo el 4 de enero y que esta semana ha vuelto a correr.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de febrero de 2005