Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Justicia para Ovi

No es justo. Faltan las palabras para hablar de Ovi. Tenía 26 años. Desde hace 3 vivía en Valencia. Dejó su Rumanía natal en busca de un futuro mejor. Aquí acabaron con su vida. La noche del 20 de enero iba en moto a recoger a su novia. Unos desalmados, que conducían un coche robado e iban contra dirección, se lo llevaron por delante. Murió en el hospital. Nadie se merece el destino de Ovi. Pero él menos que nadie.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de febrero de 2005