Un camión de basura cae a la vía y obliga a cortar el ferrocarril entre Chiva y Buñol

Un camión de basura lleno cayó en la madrugada de ayer, a las 5.50, sobre la vía por la que circulan los trenes que unen las localidades de Chiva y Buñol. El siniestro obligó a cortar el tráfico férreo, que permaneció fuera de servicio por espacio de dos horas. El camión había arrastrado en su caída el quitamiedos de la carretera A-3 por la que circulaba, cayó sobre la vía, después de precipitarse por un terraplén de casi diez metros de altura, dejando imposible de transitar el tramo férreo porque se quedó atravesado sobre el mismo.

En el momento del accidente no circulaba ningún convoy, el servicio en ese tramo se inicia pocos minutos después de las 6.00. A las 8.18 se restableció la circulación con normalidad después de que los técnicos de Renfe se desplazaran a la zona, apartaran con la ayuda de varias grúas el camión del lugar y procedieran a la reparación de los desperfectos ocasionados.

El camión de basura cayó en el kilómetro férreo 47,962, entre las estaciones de Chiva y Buñol, que distan entre sí siete kilómetros. El tramo afectado corresponde a la línea de cercanías C-3, que une Valencia con Utiel pasando por Buñol. La interrupción del servicio afectó a ocho trenes, cuatro por cada sentido, del tramo que recorren los trenes entre Buñol y Valencia, porque la prolongación hasta Utiel tiene una periodicidad mayor que ayer se vio mínimamente afectada.

Trasbordo como alternativa

Durante las dos horas que no circularon los trenes entre Chiva y Buñol, los pasajeros fueron trasbordados en autobuses. Una estimación facilitada por fuentes de Renfe sitúa en unos 300 los usuarios que pudieron verse afectados por la interrupción del tráfico férreo. La compañía dispuso de una docena de autobuses que esperaban a los viajeros en las estaciones de Chiva y Buñol y que los trasladaban de una a otra para que pudieran continuar con el recorrido previsto a partir del tramo interrumpido. La estimación de los retrasos va de 15 a 20 minutos.

Fuentes de Renfe calificaron los daños ocasionados por el accidente de leves. Los técnicos de mantenimiento fueron los encargados de limpiar la vía y los técnicos de supervisar que el trazado y la catenaria no habían sufrido desperfectos. Varias grúas desplazadas al lugar ayudaron a sacar al camión, que no vertió su carga, operación que estuvo también coordinada por técnicos de Renfe. A las 8.18 quedó restablecido el servicio sin que se registraran más incidencias a lo largo de la jornada.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

A pesar de lo aparatoso del siniestro, el conductor del camión de basura, que cayó desde más de diez metros, no resultó con heridas graves.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS