Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NOTICIAS Y RODAJES

Lajos Koltai lleva al cine 'Sin destino', la gran novela del Nobel Imre Kertész

Sin destino, la película basada en la novela homónima del premio Nobel Imre Kertész que se estrenará la próxima semana en Hungría, puede ayudar a los húngaros a enfrentarse por fin a su pasado antisemita. El filme, primer largometraje del director de fotografía Lajos Koltai, muestra el Holocausto a través de los ojos de un adolescente detenido en una redada en 1944 por la policía de Budapest y enviado a Auschwitz y a Buchenwald.

Más de medio millón de judíos húngaros perecieron en el Holocausto y el país todavía no ha terminado de asumir que su Gobierno colaboró activamente con los alemanes en las deportaciones masivas. La extrema derecha y algunos medios de comunicación de la derecha trataron despectivamente a Kertész cuando ganó el Nobel. "Los húngaros todavía no se han enfrentado al Holocausto. Espero que, a la luz de este premio, lo hagan", dijo Kertész tras obtener el Nobel. Koltai considera que uno de los mensajes de la película es que hay que hablar del Holocausto, y añade que está de acuerdo con Kertész en que Auschwitz era una especie de "punto de no retorno" para Europa. "Estamos en una especie de punto de no retorno. Debemos mirar hacia el futuro, pero no olvidar lo que pasó. Cada uno de nosotros tiene alguna cicatriz debida al Holocausto... algo que quedará para siempre, es una gran cicatriz en el cuerpo, en la cultura de Europa", afirma. Pero añade que Sin destino es más que una película sobre el Holocausto. "No hemos querido hacer sólo un filme sobre el Holocausto, hemos pretendido seguir a un joven, meternos en su alma y en su corazón y, circunstancialmente, acompañarle hasta el Holocausto".

Mundo frágil

Koves, el adolescente de 14 años protagonista del filme, intenta vivir los horrores del campo de concentración como si fueran algo natural, como modo de sobrevivir al calvario. Entre cientos de chicos, Koltai ha elegido a Marcell Nagy, de 13 años, para hacer ese papel. El compositor italiano Ennio Morricone ha compuesto la música y el húngaro Gyula Pados es el director de fotografía.

Para Koltai, el principal mensaje de la película es que lo que le pasó a Koves en 1944 puede pasarnos en el siglo XXI. "Hoy vivimos en un mundo muy frágil. Eso puede pasarle el día menos pensado a cualquiera... Por eso teníamos que hacer la película, para decirle a la gente: 'Tened cuidado".

Koltai ha trabajado, entre otros, con el director húngaro Istvan Szabo en Mephisto, que ganó un Oscar en 1981, y fue candidato al Oscar a la mejor fotografía en 2001 por Malena, de Giuseppe Tornatore.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de febrero de 2005