Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernández Ordóñez sostiene que las ayudas europeas se perderán de "forma gradual"

La renta media de los españoles representaba el 68% de la media de los europeos cuando España se incorporó a la Unión Europea en 1985. Veinte años más tarde, "las cifras se han invertido", explicó ayer en Valencia Miguel Ángel Fernández Ordóñez, secretario de Estado de Economía. La renta media de los españoles representa hoy el 86% de la renta media de los Quince. Y el 95% de la renta media de los 25.

Los fondos europeos destinados a corregir los desequilibrios en el seno de la UE se destinarán, en su mayoría, a los diez estados que acaban de incorporarse a la organización. España, el mayor receptor de ayudas europeas en la actualidad será, por la misma razón, el Estado más perjudicado, el que más fondos perderá. Fernández Ordóñez, a tenor de los comentarios de la comisaria de Política Regional en una reciente visita a España, aseguró que Bruselas "es muy consciente de que existe un problema español" y que la Comisión Europea asume que la pérdida de fondos europeos "debe ser gradual, como cualquier supresión de aranceles se programa de forma progresiva en plazos de varios años".

Fernández Ordóñez acudió a Valencia para subrayar la claves económicas de la Constitución europea que votarán los españoles el próximo 20 de febrero en un foro organizados por el Club de Economía. El secretario de Estado admitió que la votación no genera grandes entusiasmos, pero destacó la importancia económica de la estabilidad política y la fuerza negociadora de la futura UE en el mundo global.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de enero de 2005