Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Boeing dejará de producir su modelo más pequeño para competir con Airbus

La compañía aeronáutica Boeing anunció ayer que retira de la producción su modelo de pasillo único B-717, su avión comercial más pequeño, para concentrarse en la nueva generación del B-737. Boeing cargará por ello 340 millones de dólares a su cuenta de resultados, a los que se sumarán otros 275 millones relacionados con el polémico contrato con las fuerzas aéreas estadounidenses para la entrega de una flota de aviones cisterna B-767 Tanker.

Boeing pondrá fin a la producción del B-717 cuando cumpla con los pedidos pendientes, previsiblemente en la primavera de 2006. La compañía recibió sólo ocho órdenes de este avión en 2004 y se calcula que le quedan por entregar una treintena de unidades. "El B-717 ha aportado un gran valor a las aerolíneas que operaban con este modelo", señaló Alan Mulally, responsable de la división de aviones comerciales de Boeing.

Ahora, el avión favorito de las aerolíneas, sobre todo las de bajo coste, es el modelo B-737, que compite con el A-320 de la europea Airbus. "Desafortunadamente, el mercado no permite que sigamos produciendo este modelo", remachó Mulally.

El cierre de esta línea, que comenzará este año y durará hasta 2007, acarreará a Boeing unos 45 millones de dólares anuales de costes adicionales. La empresa no da detalles sobre el futuro de los 2.500 empleados que elaboran este modelo, pero deja claro que concentrará su "agresividad competitiva" en la nueva generación del B-737.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de enero de 2005