Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Morientes enamora al Liverpool

Gerrard se vuelca en elogios hacia el español, que debutará hoy ante el Manchester

"Estaba tan preocupado de que algo saliese mal en el último minuto que no quería ni contestar al teléfono. Todo lo que quería saber es que todo estaba cerrado y atado". Quien así habla refiriéndose a su sufrimiento por el fichaje de Morientes no es el entrenador del Liverpool, el español Rafa Benítez, ni siquiera un directivo del club inglés. Quien así habla es Steven Gerrard, el capitán del equipo, temeroso hasta el último momento de que no se produjera la que por lo visto era, para él y para sus compañeros, ansiada llegada del delantero español al club de Anfield.

Llegó Morientes y ayer fue presentado en las instalaciones del Liverpool entre una enorme expectación. Sonrió sin cesar, se colocó una camiseta de los reds que dejó caer sobre sus pantalones vaqueros y se fue al césped del mítico Anfield para allí, junto a Rafa Benítez, hacerse una sesión de fotos bufanda del equipo en ristre. "La gente me ha dicho lo grande que es un Liverpool-Manchester, tanto como un Real Madrid-Barça. Estoy deseando jugarlo". Así se refirió Morientes a la posibilidad de que su debut se produzca hoy mismo, en uno de los choques estelares del campeonato inglés. El ex madridista aseguró estar dispuesto a jugar ese partido, un extremo que no negó Benítez. Más lejos fue Gerrard, que aseguró que si por el fuera, "Morientes jugaría ya mismo".

"He disfrutado con mi primer entrenamiento y quiero jugar en Anfield con el resto de mis nuevos compañeros", señaló Morientes, que llevará el número 19 y de quien Gerrard dijo: "Es el fichaje que cualquier equipo quiere".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de enero de 2005