El juez que tutela al Las Palmas despide a todo el consejo

El juez Juan José Cobo Plana ha dado otro golpe de efecto espectacular al suspender todas las facultades del consejo de administración de la UD Las Palmas "sobre la disposición, administración y representación de los bienes y derechos" del club, a través de un nuevo auto que sigue trazando un escenario hasta ahora desconocido en el mundo del fútbol. El magistrado hizo pública esta decisión en una multitudinaria rueda de prensa celebrada ayer en un céntrico hotel de la capital grancanaria, acompañado del resto de los miembros de la administración concursal: el agente de futbolistas Iñaki Urquijo, el abogado Luis Cabrera y el representante de la firma auditora Price Waterhouse & Coopers, Bernardo Pinazo, a su vez ponente de la ley Concursal, la que afecta a la sociedad anónima deportiva.

Cobo Plana explicó que ha tomado esta medida drástica después de comprobar la "incapacidad" del consejo de administración para cumplir la ley en los supuestos de la intervención judicial. "Los administradores concursales han venido observando, y así me lo han hecho saber", declaró, "que no se realizan las gestiones que permitan llegar al convenio de acreedores". El juez aseguró que no permitiría que se siguiera cayendo en "protagonismos ni luchas intestinas" dentro del consejo, una de las causas que "han llevado a la UD Las Palmas a esta situación".

La larga reunión del consejo de administración celebrada el pasado miércoles parece haber sido el detonante de la decisión. A ella asistieron los administradores concursales y "en el orden del día no aparecían puntos tan importantes como el Expediente de Regulación de Empleo" que se está preparando, apuntó Cobo, "pero sí se dedicó una hora a debatir si se debería comer con las directivas del Castillo de Romeral o el Universidad", próximos rivales del Las Palmas.

Cobo Plana ha anunciado que el club lo gestionarán profesionales en el futuro inmediato, aunque es inevitable la incertidumbre que reina en la entidad por el evidente vacío de poder desde ayer. La competición (los cuatro últimos partidos saldados con victoria) y la campaña de abonados (que ya alcanza los 18.000 carnés) continúan, aunque los empleados no saben ahora a quién dirigirse para las tareas cotidianas, puesto que sólo uno de los administradores concursales tiene fijada su residencia en Gran Canaria, el abogado Luis Cabrera, para quien la Unión Deportiva es sólo uno de los casos -aunque emblemático- en los que colabora su despacho.

Precedente insólito

Los efectos de la ley Concursal están siendo conocidos por el mundo del fútbol desde su aplicación en la UD Las Palmas. Una de las primeras medidas que puso de manifiesto el conflicto de competencias entre el juzgado de lo Mercantil y la Real Federación Española de Fútbol fue la destitución del anterior entrenador, David Amaral, y la incorporación de Sánchez Aguiar. La Federación ha permitido al técnico madrileño sentarse en el banquillo, a pesar de que no se ha liquidado a su antecesor. Un precedente insólito.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS