Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jóvenes gitanos de Lleida crean con el artista Antoni Abad un canal digital

El proyecto forma parte de una retrospectiva del creador en La Panera

Durante tres meses, 20 jóvenes gitanos de Lleida ofrecerán su propia visión de la realidad que les rodea y de sí mismos a través de Canal Gitano, el proyecto que Antoni Abad (Lleida, 1956) ha realizado para su ciudad natal con motivo de la retrospectiva que hoy se inaugura en el centro de arte La Panera. El proyecto se basa en un sitio web (www.zexe.net/gitano) que reúne varios canales donde los jóvenes pueden publicar textos, fotos, vídeos y archivos de audio directamente a través de teléfonos móviles con cámara integrada.

"La idea es utilizar Internet y las nuevas tecnologías para dar voz y visibilidad a colectivos que no tienen presencia activa en los medios de comunicación o que tienen una imagen polémica e incluso negativa. La comunidad gitana de Lleida se remonta al siglo XV. Yo les veía desde pequeño, pero nunca había llegado a conocerles de verdad", explica Abad, y añade que este año los Reyes le han traído "20 amigos gitanos".

Un programa informático concebido por el mexicano Eugenio Tiselli facilita la utilización rápida y directa del canal digital. "Los emisores pueden publicar en Internet la crónica de su propia realidad en tiempo real y sin ninguna mediación previa, apropiándose de la tecnología para explicarse a sí mismos. La mayoría son canales individuales, pero los hay también colectivos, como el Canal Lleida, que se propone construir un mapa humano de los gitanos leridanos, y el Canal Patriarca donde se publicarán las entrevistas realizadas a estos influyentes miembros de la comunidad", continúa el artista que hace poco menos de un año realizó otra experiencia similar con los taxistas de la ciudad de México.

Usuarios habituales

"Entonces necesitamos el apoyo de un grupo de universitarios para que ayudaran los taxistas a configurar y editar los canales, pero en esta ocasión la ayuda tecnológica no ha sido necesaria porque todos son usuarios habituales de Internet y telefonía móvil. Nuestro objetivo es dejar una infraestructura montada, para que el proyecto siga funcionando también cuando se acabe la exposición", dice Abad, que se reúne semanalmente con los emisores en el espacio expositivo de La Panera, donde se han instalado ordenadores para que el público pueda acceder al proyecto.

Como ilustran las obras para Internet seleccionadas para la exposición, hace ya varios años que Abad investiga el espacio público digital y las posibilidades sociales de las redes telemáticas. Todo empezó con Z (www.zexe.net), un programa informático que se manifiesta visual y acústicamente como una mosca, con el cual el artista "parasitó" de diferentes maneras las redes digitales y analógicas de museos como Le Fresnoy Studio National des Arts Contemporains de Tourcoing, en Francia; el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, y el P.S.1 de Nueva York.

También se expone 1.000.000 (http://aleph-arts.org/1.000.000), la primera obra de net-art vendida en España, que actualmente pertenece a la Fundación Sanitas, aunque ésta nunca la ha colgado en su web. La exhibición se completa con una sección integrada por proyecciones informáticas y videoinstalaciones, que incluyen Últimos deseos y Love story, expuestas en la Bienal de Venecia de 1999, y la inédita Tourcoing Cedex, protagonizada por un personaje, proyectado en una esquina de la sala, que huye horrorizado del público.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de enero de 2005