Reportaje:FÚTBOL | 18ª jornada de Liga: polémica en Los Pajaritos y en Mestalla

El gol que sólo vio el juez de línea

El tanto fantasma de Mista desata la indignación del Levante, que cayó en un 'derby' apasionado

Finalizado el ]]>derby entre el Valencia y el Levante (2-1), disputado el sábado por la noche en el estadio de Mestalla, Juan Luis Mora, el portero granota, se acercó indignado al árbitro del choque, el cántabro Teixeira Vitienes, y a sus asistentes. "Se os va a caer la cara de vergüenza cuando lo veáis por la tele", les espetó. "Sí", reconoció ayer Mora; "tenía ganas de que me oyeran, pero en ningún momento les insulté".

Un grupo de jugadores del Levante, entre ellos Mora, quedó ayer para almorzar con las respectivas novias y esposas en un restaurante de Valencia. La conversación versó sobre el gol fantasma de Mista, el segundo del Valencia, que subió al marcador en el minuto 59. El polémico tanto fue concedido por el árbitro a instancias del juez del línea, el único que debió ver que la pelota traspasaba la línea de gol. La grada, desde luego, tardó en reaccionar.

"Yo estaba a cinco milímetros, y la pelota no entró", asegura Mora, el portero del Levante

Más información

"Es imposible", asegura Mora, "que el árbitro viera la pelota. Tampoco el juez de línea. Había tal maraña de jugadores que era muy difícil desde tan lejos saber a ciencia cierta si la pelota rebasó la línea". Pero, ¿la rebasó o no? "En ningún momento. Ni siquiera un poco", responde el guardameta madrileño del Levante, de 31 años, quien cuestiona al trío arbitral: "¿Cómo es posible que el asistente viera el gol y no el fuera de juego de Baraja en la misma jugada?".

El caso es que las imágenes de televisión no aclaran nada. Sólo aportan confusión. Se ve que Mista remata una falta sacada por Fiore desde el pico del área. Pero a partir de ahí, todo es confuso. El cuerpo de Mora, el poste, las piernas de Mista y la presencia de Celestini y Marchena dificultaron la visión del árbitro y los espectadores. Tampoco en las fotografías publicadas por los periódicos se percibe con nitidez si la pelota traspasa por completo la línea de gol. "Yo estuve a cinco milímetros de la jugada y sigo pensando que no entró", insiste Mora.

Fernando Teixeira Vitienes reflejó en el acta las protestas de Mora. "...vino corriendo hacia nosotros, teniendo que ser sujetado por sus compañeros, gritándonos con los brazos levantados. 'Esto es una injusticia, ya lo veréis por la tele'. Persistió en su actitud hasta la entrada a vestuarios, donde fue introducido por miembros de su club".

"Parecemos los tontitos de la Liga", lamenta Mora; "ya estamos hasta las narices". El clamor del meta levantinista es compartido por sus compañeros y el club, que considera que ha sido perjudicado "en exceso y con reiteración" por los árbitros. "Los errores siguen produciéndose partido tras partido. Ya ni me enfado", asegura Bernd Schuster, el técnico del Levante, que sólo ha sumado dos de los últimos 24 puntos.

El malestar del Levante con los árbitros se desata hace ocho jornadas en Riazor. Entonces, un controvertido penalti en contra le da la victoria al Deportivo tras una notable actuación del conjunto de Schuster. Desde ese partido, las quejas de los azulgrana han sido continuas. "En Bilbao nos escamotearon dos penaltis; en el Camp Nou, a Rivera le pitaron un fuera de juego inexistente cuando ya había batido a Rubén...", relata Mora.

El derby valenciano, disputado después de 40 años, resultó apasionado pese a que la rivalidad entre ambos equipos se difuminó tras la Guerra Civil. Sólo a principios de los años sesenta, con el efímero paso del Levante por Primera División, volvió a celebrarse. El sábado, 54.000 espectadores abarrotaron el vetusto estadio de Mestalla. La polémica por el gol fantasma de Mista contribuyó a calentar los ánimos, aún encendidos ayer.

Por otra parte, la víspera del choque estuvo marcada por una pelea entre hinchas de ambos equipos que se saldó con la detención de media docena de radicales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 09 de enero de 2005.

Lo más visto en...

Top 50