Reportaje:MÚSICA

Furor sinfónico al sol de las islas

El protagonismo del gran repertorio sinfónico, el firme compromiso con la creación contemporánea y la apuesta por el repertorio operístico menos trillado animan la filosofía artística del 21º Festival de Música de Canarias. El gran director holandés Bernard Haitink, al frente de la Orquesta Sinfónica de Londres, encabeza un desfile de orquestas, solistas y batutas de primera línea que actuarán hasta el 9 de febrero en la doble sede del festival canario -el auditorio diseñado por Santiago Calatrava en Santa Cruz de Tenerife y el auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria-. En la intensa programación destacan los estrenos mundiales de la Sinfonía del volcán, del compositor canario Enrique Guimerá, recientemente desaparecido, y la Sinfonía número 1, Boreas, del madrileño David del Puerto.

El más célebre oratorio de Haydn, La creación, abrió ayer en Santa Cruz de Tenerife la 21ª edición del certamen canario en una versión a cargo del Coro de Cámara del Palau de la Música Catalana y la Orquesta Sinfónica de Tenerife, dirigida por Víctor Pablo Pérez, que mañana podrá escucharse en Las Palmas, con la soprano Ruth Ziesak, el barítono Dietrich Henschel y el tenor James Taylor como solistas.

La presencia de Bernard Haitink (Amsterdam, 1929) será especialmente relevante tanto por la serenidad y el rigor de sus interpretaciones como por su especial sintonía con la fenomenal Sinfónica de Londres. Haitink llega a Canarias en un momento artístico marcado por su reciente dimisión como titular de la Staakskapelle de Dresde, el pasado mes de julio, que a punto estuvo de truncar su participación en el festival canario. "Tras cancelar su gira con la orquesta alemana, apenas tuvimos tiempo para encontrar disponible a otra gran orquesta. Por suerte, la Sinfónica de Londres tenía fechas libres tras suspender sus actuaciones con Lorin Maazel y pudimos salvar la situación respetando casi en su totalidad las obras programadas", explica Rafael Nebot, director del festival.

Un programa consagrado a Richard Strauss, con el brillante poema sinfónico Una vida de héroe, opus 40 como plato fuerte, abrirá la triple cita de Haitink en Las Palmas y Tenerife (del 15 al 21 de enero). Los otros dos programas, con las sinfonías de Haydn (número 96, El milagro), Mozart (número 35, Haffner), Bruckner (Séptima) y Mahler (Primera), constituyen un fiel retrato de su repertorio predilecto, que frecuenta sin cesar desde que inició su carrera profesional en 1956. La seriedad, el rigor y la meticulosidad del veterano director holandés aseguran siempre unas lecturas de gran musicalidad y transparencia sonora, sin sentimentalismos ni extravagancias, asentadas en la mejor tradición. "Haitink es uno de los músicos más serios y rigurosos que hay en el panorama actual. Emana confianza y seguridad, y eso garantiza siempre la calidad de sus conciertos", comenta Nebot.

La irrenunciable pasión sin-

fónica del festival brillará con la presencia de la Orquesta del Festival de Budapest e Ivan Fischer, la Sinfónica de la Radio de Finlandia dirigida por Sakari Oramo y la WDR de Colonia con Semion Bychkov, que tendrán como solistas invitados a los pianistas Gustavo Díaz-Jerez y Olli Mustonen, el trombonista Christian Lindberg y la soprano Juliane Banse. Bartók, Dvorák, Sibelius, Shostakóvich y Mahler dominan los programas que ofrecerán las tres formaciones citadas, siguiendo una línea que cada año otorga mayor protagonismo a los clásicos del siglo XX.

Al festín sinfónico se suma-

rán las dos principales orquestas canarias. La Sinfónica de Tenerife estrenará, a título póstumo, la Sinfonía del volcán de Guimerá, bajo la dirección de Eduardo Fernández-Caldas, y ofrecerá en versión de concierto El rey Candaules, dirigida por Víctor Pablo, con un reparto encabezado por el tenor Klaus Florian Vogt, el barítono Wolfgang Schöne y la soprano Gweneth-Ann Jeffers. Por su parte, la Filarmónica de Gran Canaria interpretará la Décima sinfonía de Mahler (versión Mazzetti) bajo la dirección de Jesús López Cobos y clausurará el festival dirigida por Cristoph König con las Cuatro piezas sacras, de Verdi, y Suor Angelica, que contará con la gran soprano chilena Cristina Gallardo-Domâs al frente del reparto.

La apuesta por la creación contemporánea tendrá su apogeo con el estreno mundial de la Sinfonía número 1, Boreas, de David del Puerto, dirigida por Sakari Oramo, y el estreno en España del intermedio para soprano y orquesta Andere Gesänge, de Mauricio Kagel, con Juliane Banse como solista y dirección de Bychkov, que firmará también una versión de concierto de la ópera Daphne, de Strauss, con la soprano Anne Schwanewilms, el tenor Jeffrey Dond, la contralto Anna Larsson y el bajo Robert Holl en el reparto.

Se presentarán dos discos que incluyen obras de José Luis Turina y Zulema de la Cruz, y publicadas en el marco de un acuerdo con el sello de música contemporánea Col.legno. "Los estrenos son una seña de identidad del festival, y un motivo de orgullo. Es una firme contribución a la creación contemporánea que el próximo año tendrá nuevos frutos con tres partituras encargadas a José María Sánchez Verdú, Dori Díaz Jerez y Udo Zimmermann", asegura el director del festival.

Dos veladas mozartianas a cargo de la Orquesta de Cámara de Zúrich dirigida por Howard Griffiths, completan una programación que incluye un recital del pianista Guillermo González consagrado a la Suite Iberia, de Albéniz. La oferta en otros escenarios de las islas contará con recitales y conciertos a cargo de Cristina Gallardo-Domâs, el tenor Suso Mariategui, el Cuarteto de Leipzig y la Orquesta de Cámara Franz Liszt de Budapest.

Festival de Música de Canarias. Hasta el 9 de febrero. Varios escenarios. http://socaem.com/festival_2005/es/ index.htm

El director Bernard Haitink
El director Bernard Haitink

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS