_
_
_
_

El juez militar del País Vasco desatendió nueve meses su juzgado

Miguel González

La Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha archivado el expediente abierto al teniente coronel titular del Juzgado Togado Militar de Burgos, a pesar de que el instructor concluyó que, entre julio de 2003 y marzo de 2004, el juzgado "estuvo objetivamente desatendido", lo que supone una falta muy grave de desatención y retraso injustificado en la tramitación de los expedientes.

La exculpación se basa en un informe médico del pasado 2 de marzo, que diagnosticó al teniente coronel jurídico un transtorno ansioso depresivo. Sin embargo, el juez de Burgos, del que dependen los procedimientos militares de los guardias civiles destinados en el País Vasco, nunca estuvo de baja, por lo que el instructor no ha podido determinar cuándo se inicio la enfermedad. Además, el Tribunal Militar Central ordenó que se le abriera otro expediente por pérdida de condiciones psicofísicas, que concluyó el pasado 9 de septiembre con una declaración de "útil para el servicio".

El instructor reconoce que de no haber sido por un comandante, que se quejó repetidamente al CGPJ, la situación podría haberse prolongado "mucho más tiempo", pues el juez se llevó cuatro sumarios a su casa y los tenía paralizados desde hacía meses.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Miguel González
Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_