Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal rechaza que un menor que mató a un hombre salga a la calle

El abogado pide un régimen semiabierto

La Fiscalía de Menores solicitará el próximo 3 de enero la prórroga de la medida de internamiento decretada sobre M.N.G., de 16 años, acusado de la muerte de un joven y heridas a otro en Natzaret. A dicha petición anuncia ya su oposición el letrado del menor, quien entiende como más oportuna "una medida cautelar de régimen semiabierto".

El menor fue detenido a las 16.00 del 13 de octubre pasado después de darse a la fuga tras un enfrentamiento horas antes en el parque de la calle de Manuel Carboneras de Natzaret en el que murió un hombre de 23 años de un tiro en la cabeza y otro de 19 años resultó herido al recibir cinco disparos. El detenido sostuvo desde la primera comparecencia que actuó en legítima defensa y que el arma que usó no era suya sino de una de las otras dos personas con las que mantuvo la disputa. Las diligencias de investigación, abiertas por el Juzgado de Menores número tres de Valencia, tratan de aclarar no sólo la procedencia de esa arma sino de otras dos que aparecieron en el coche del fallecido así como artilugios de defensa. El letrado del detenido considera que el origen de la tragedia pudo ser un intento de robo por parte de la persona fallecida y el herido al ahora detenido.

M.N.G. tiene antecedentes por peleas callejeras y la policía tiene contrastado que se movía en el círculo de tráfico de drogas instalado en una zona de Natzaret. El hombre que resultó muerto de un disparo era, según la policía, consumidor habitual de estupefacientes. La investigación pretende esclarecer si hubo un intento de robo, si el encuentro fue casual o por el contrario era una cita. El menor está internado desde mediados de octubre en el centro de Pi Gros en Castellón a la espera de que se celebre el juicio, que según la ley no puede demorarse más de seis meses desde que ocurrieron los hechos.

El hermano del menor, Francisco N., de 27 años, permanece en prisión por la muerte de un joven en Torrent, sobre el que disparó nueve tiros pocos días antes del crimen de Natzaret, el 6 de octubre. El juez que instruye las diligencias mantiene el secreto sobre las actuaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de diciembre de 2004