Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:BALONCESTO | Euroliga

El campeón ridiculiza al Barça

Los azulgrana suman su tercera derrota ante un Maccabi espléndido

O el Barça ficha, o todo parece indicar que, a partir de ahora, lo pasará mal. Lo de ayer en Tel Aviv fue un aviso preocupante. Sin necesidad de mucho esfuerzo, el Maccabi le hizo un roto de los que pasan a la historia. Diez minutos le bastaron al vigente campeón de Europa para reducir a los azulgrana a un tamaño mínimo, casi ridículo.

El marcador es elocuente: 84-59. Con una garra y un hambre casi caníbales, Jasikevicius, Parker y compañía destrozaron a un Barça que pide un fichaje a gritos. Con Dueñas fuera de combate, Bodiroga e Ilievski tocados y Navarro en horas bajas, Montes ya no tiene a quién encomendar un equipo que hace aguas en la zona y cuenta por derrotas cuatro de sus cinco últimos partidos.

MACCABI TEL AVIV 84 - BARCELONA 56

Maccabi: Parker (16), Jasikevicius (10), Burstein (10), Baston (20), Thomas (10) -cinco inicial-; Sharp (4), Halperin (3), Kommatos (5) y Green (6).

Barcelona: Ilievski (14), Navarro (5), Bodiroga (7), Fucka (15), M. Gasol (3) -cinco inicial-; Grimau (3), Trias (4), De la Fuente (6), Espuña (2), Drejer (0) y Van der Hare (0).

Árbitros: Pitsilkas, De Keyser y Jovcic.

4º CUARTO

3º CUARTO

2º CUARTO

1º CUARTO

26-07

18-19

17-16

23-17

Dada la mermada situación de los azulgrana, no es que se esperase un duelo en la cumbre, entre campeón y ex campeón de Europa. Pero, cuanto menos, un encuentro más disputado. Ni por asomo. Los 25 puntos de diferencia hablan de un Barça que compareció sin ningún ánimo de lucha, como si antes de saltar a la cancha hubiera asumido de entrada que nada tenía que hacer ante los israelitas, que continuan su marcha imparable hacia la siguiente fase (seis victorias y una derrota).

La actitud del Barça, desconocida hasta ahora, le condenó desde el primer minuto. Los israelitas sólo necesitaron un cuarto para sentenciar el encuentro. Con un Parker y un Baston fantásticos y una defensa numantina, el Maccabi ridiculizó a un Barça que sólo fue capaz de anotar siete puntos en el primer cuarto (26-7).

Ahí se acabó el partido. Pero el Maccabi, vista la inoperancia y la inoperancia azulgranas, lejos de relajarse, se ensañó. Ni siquiera necesitó al mejor Jasikevicius. Parker dio un recital de juego y Baston, el ex del Joventut, se destapó: 20 puntos, 11 rebotes, cinco recuperaciones y 4 tapones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de diciembre de 2004