Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desmantelado un nuevo campamento en Jaén

Medio centenar de inmigrantes que estaban acampados a las puertas del albergue para temporeros de Jaén fueron desalojados ayer por un fuerte dispositivo policial y operarios del Patronato de Asuntos Sociales de la capital. El Ayuntamiento justificó esta medida, que transcurrió sin incidentes, por la situación "indigna" en la que se encontraban los acampados, durmiendo a la intemperie, a los que se les ofreció la posibilidad de permanecer tres días más en el albergue, o bien abonarles el viaje hasta sus lugares de origen. Desde su apertura hace un mes, el albergue ha sido utilizado por 5.100 inmigrantes y el Ayuntamiento ha repartido más de 1.300 billetes de autobús.

"No tiene sentido mantener un gueto. Si se permite estaremos estabilizando una situación indigna y tercermundista", manifestó el gerente del Patronato de Asuntos Sociales, José Luis Ganivet, para justificar el desmantelamiento del campamento en el que medio centenar de inmigrantes pasaron la noche cobijados por mantas y cartones y en unas pésimas condiciones de salubridad. Ganivet constató que muchos de estos inmigrantes habían llegado a Jaén procedentes de Úbeda, donde el Ayuntamiento ordenó el miércoles el cierre del polideportivo municipal para no propiciar el "sedentarismo" de los inmigrantes.

El Ayuntamiento de Jaén ofreció a los inmigrantes desalojados la posibilidad de pernoctar durante tres días más en el albergue de la capital -muchos de ellos ya habían cumplido el plazo límite de estancia- o bien pagarles el billete de autobús a otro lugar de la provincia o a Madrid y Valencia, de donde han llegado muchos de ellos. Y es que, se da la circunstancia de que mientras 50 inmigrantes pasaban la noche a la intemperie el albergue de la capital -con capacidad para 200 camas- tenía esa misma noche 50 vacantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de diciembre de 2004