Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CICLISMO | La lucha contra el dopaje

La UCI no readmite al Phonak pese al despido de Hamilton

El Phonak despidió al estadounidense Tyler Hamilton el 25 de noviembre, pero ya era demasiado tarde para que la comisión de licencias de la Unión Ciclista Internacional (UCI) rectificara la decisión tomada el día 12 de no admitir al equipo suizo en el UCI ProTour, que contará con 19 grupos. Tres corredores del Phonak -Hamilton, Santi Pérez y el suizo Oskar Camenzind- han dado positivo en los últimos meses en diversos controles antidopaje.

El número de positivos y el hecho de que la comisión médica de la UCI haya tenido en el punto de mira al Phonak toda la temporada, alertada por los valores irregulares de los análisis de sangre de varios corredores, no ha sido, sin embargo, el factor determinante para que la comisión de licencias, compuesta por tres magistrados independientes suizos -Pierre Zapelli, André Hurter y Han Höhener- se negara a readmitir al Phonak en la superestructra ciclista puesta en marcha para 2005. Un factor añadido ha sido el de que los contratos de algunos de sus profesionales no respetan el límite establecido del 15% en ingresos por derechos de imagen.

A juicio de la comisión, más importante ha sido la respuesta de los corredores, de la dirección del equipo y del patrón a la noticia de los casos positivos. "Aunque no puede ser criticable que un equipo defienda a sus corredores cuando se ven implicados en un caso de dopaje, al menos mientras su culpabilidad no haya sido establecida", dice la comisión, "la actitud de este equipo, que ha intentado verter dudas sobre la validez del test con el que se detectó el supuesto dopaje es otra cosa. La comisión sólo puede señalar que la validez de este test ha sido aceptada por la Agencia Mundial Antidopaje y por el Comité Olímpico Internacional".

Entre líneas se puede entender que la comisión sugirió al patrón del Phonak, Andy Rihs, el 12 de noviembre, cuando le revocó la licencia inicialmente emitida, que si procedía a una limpieza del equipo, al despido de los corredores implicados y a una investigación interna, el veto podría levantarse. Pero, en vez de proceder a las recomendaciones, Rihs siguió manteniendo y financiando un comité de cinco sabios para que dictaminaran sobre la validez del test -el resultado preliminar ha sido de empate: dos expertos descalifican la prueba por la que se detecta el dopaje sanguíneo, otros dos la respaldan plenamente y un quinto tiene dudas no vitales- y ratificó la renovación por dos temporadas del director, Álvaro Pino. En contrapartida, aceptó la dimisión del médico, Iñaki Arratibel. Sólo el día 25, después de que la comisión le recibiera en audiencia el 22, Rihs despidió al campeón olímpico Hamilton, con contrato hasta diciembre de 2005 y cuyo positivo por dopaje sanguíneo en los Juegos de Atenas no pudo ser confirmado al congelarse su sangre, pero que volvió a resultar positivo en la Vuelta. No procedió, en cambio, con el contrato de Pérez, ya que el asturiano, revelación de la Vuelta, lo cumple el 31 de diciembre de 2004. Camenzind admitió el consumo de EPO y fue despedido en julio.

Fuera del UCI ProTour, la estructura de las carreras más importantes, el futuro del Phonak es incierto. Le podrá consolar, sin embargo, los problemas que está sufriendo el nuevo calendario en su puesta en marcha. El Tour, el Giro y la Vuelta han anunciado su no inclusión. "Esperaremos una invitación del Tour", dijo Rihs, que dio libertad a sus corredores si recibían alguna oferta. "Pero vamos a continuar en el pelotón".

Los 19 equipos del ProTour: Quick Step y Lotto (Bélgica); CSC (Dinamarca); Balears, Liberty, Euskaltel y Saunier Duval (España); Cofidis, Bouygues, FDJeux.com y Crédit Agricole (Francia); Gerolsteiner y T-Mobile (Alemania); Domina Vacanze, Liquigas, Lampre-Caffita y Fassa Bortolo (Italia); Rabobank (Holanda) y Discovery (EE UU).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de diciembre de 2004