Crítica:CANCIÓN | Clara MontesCrítica
i

Mediterráneo de música

El último disco de Clara Montes es este Uniendo puertos que ha sido presentado en Madrid. Un disco hermoso, sugerente, que tiene mucha fuerza. Así nos sonó en la presentación, que Clara hizo acompañada por un cuarteto de cuerda y un percusionista. La canción española no vive tiempos gloriosos, precisamente, no hay creación interesante, ni estimulante. De ahí que cuando surge alguien que compone con notable personalidad, el hecho sea destacable y marca unos baremos de calidad indiscutible.

Clara Montes hizo un repaso al disco y añadió algún tema más de otros anteriores. No todos los títulos ofrecidos son de ella, ha tenido el acierto de seleccionar canciones de gente como Pareja Obregón, Serrat, Duarte. Toca, asimismo, diversos géneros, que pueden ser definidos como música del Mediterráneo: el fado, sevillanas, una nana muy personal... En ese conjunto amplio y diverso, unos temas son menos brillantes que otros, son quizás más ligeros y superficiales, pero todos tienen algo que decir y llegan de una manera directa.

Uniendo puertos

Recital de Clara Montes. Sala Galileo Galilei. Madrid, 13 de noviembre.

Y algunos son excepcionales, como el fado Extraña forma de vivir, Curro el Palmo, y algunos de ella misma. Clara Montes tiene una voz limpia, redonda, de una gran belleza formal. Aborda los temas con decisión y extrae de ellos consecuencias no siempre previsibles. No es cantante fiel a unos esquemas rígidos, ni mucho menos, sobre todo en las grandes canciones, las que marcan realmente su estilo. El espíritu mediterráneo está en ella y en su música constantemente. Es una calidez, una forma de entender lo que hace que conmueve de alguna manera. La música de Clara Montes -esta música-, en cualquier caso, no deja indiferente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 14 de noviembre de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50