LA LUCHA CONTRA EL TERRORISMO ISLAMISTA

Una caja con cartas de amenaza del 'número dos' de Achraf estuvo 20 meses sin investigar

Hawari huyó en febrero de 2003 de prisión y dejó escritos sobre la célula de la cárcel de Topas

Un cajón con las pertenencias de Abdellah Hawari, número dos de Mohamed Achraf -el islamista que planeó volar la Audiencia Nacional-, ha estado 20 meses guardado en la cárcel de Pereiro (Ourense) sin que nadie lo investigara. Los bienes de Hawari, al que Baltasar Garzón califica de "extremadamente peligroso", fueron recogidos y guardados en febrero de 2003, y han sido entregados al juez en octubre pasado. El aún huido fue uno de los creadores de la célula de la prisión de Topas, manifestó su deseo de ser "mártir" y tenía en su poder cartas de exaltación de la yihad de varios implicados en la Operación Nova.

Más información

Abdellah Hawari, argelino de 27 años, se fugó el 6 de febrero de 2003 cuando era trasladado desde la prisión de Pereiro de Aguiar al departamento de traumatología del Complejo Hospitalario Cristal-Piñor de Ourense por una supuesta lesión de menisco. Como necesitaba muletas para andar, los guardias civiles que lo trasladaron le retiraron las esposas. Así, cuando iba a ser introducido en el coche para volver a presidio, Hawari, que lucía una larga barba negra, soltó los ortopédicos y salió corriendo. Hasta hoy. El huido cumplía condena por varios robos con fuerza cometidos en Almería y había estado en la cárcel de Topas hasta que fue trasladado a Pereiro.

Días antes de fugarse, le escribió al preso en Villabona (Asturias) Abdelkrim Bensmail, miembro del Grupo Islámico Armado y mano derecha de Allekema Lamari, el séptimo suicida de Leganés: "He olvidado contarte que en la cárcel de Topas hemos sido un grupo y nuestro emir era el chej Mohamed Achraf, que dios le bendiga y que sea mártir (...) el grupo estaba formado por más de 15 unificadores [buscadores de una única interpretación del Islam], pero los tiranos, encabezados por el director de la cárcel, empezaron a molestarnos, justo cuando notaron que sólo tenemos miedo a dios y empezaron a molestarnos y empezaron a pegarnos y luego a dividirnos en diferentes cárceles".

Al día siguiente de la fuga, las pertenencias de Hawari fueron recogidas en un cajón y archivadas en la prisión. Fuentes de la citada cárcel gallega y de Instituciones Penitenciarias insistieron en que el cajón no fue revisado "ni para obtener pistas sobre dónde podría haber ido o los contactos que tenía en el exterior". Ni siquiera fue investigado cuando en noviembre de 2003 se confirmó la existencia de la célula de Achraf -creada entre finales de 2001 y principios de 2002- y se determinó que Hawari era su "mano derecha" y un convencido del martirologio.

Quiere ser "mártir"

Ya a principios de 2004 se supo que Hawari, Djamel Merabet o Ahmed Mohamed Ahmed "junto a numerosos miembros del grupo todavía recluidos en centros penitenciarios españoles habían manifestado su deseo de ser mártires". La caja con sus pertenencias fue localizada a finales de octubre pasado, después de que la directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, diera instrucciones para incrementar el control sobre los presos islamistas. El cajón fue enviado al juez Baltasar Garzón, pero ya habían pasado 20 meses de la fuga.

La caja contenía, según las fuentes consultadas, "cartas procedentes de muchos de los implicados en la Operación Nova [contra la célula que iba a volar la Audiencia Nacional], así como copias de algunas de las enviadas". Igualmente se ha localizado en su interior una libreta llena de anotaciones en árabe (que está siendo traducida), un título de panadero obtenido en presidio, libros de cursos de informática y cocina, otros dos de inglés y geografía, así como otros libros en árabe y castellano.

Hasta que fue hallada esta caja, se conocían cuatro cartas de Hawari localizadas a otros presos. En una de ellas, enviada a Achraf, se despide clamando por "la lucha y la inmolación" y en ella explica que le había escrito al español Yusuf Galán, un hombre de Abu Dahdah, casado y separado de una marroquí, que había actuado en 1989, antes de convertirse al Islam, como interventor y apoderado de Herri Batasuna en las elecciones autonómicas y europeas en A Coruña.

En otra misiva dice que está haciendo deporte y con "preparativos para el jihad y la lucha contra los enemigos de dios". En esta carta, también para Achraf (líder de la organización terrorista salafista Mártires para Marruecos), explica que le había "disgustado" lo ocurrido con los terroristas chechenos que asaltaron un teatro en Rusia (el 23 octubre 2002, 129 rehenes y 41 rebeldes chechenos murieron en el asalto al teatro Dubrovka de Moscú) y acaba diciendo que le gustaron mucho las cartas de contestación del propio Achraf, "así como la respuesta de Yusuf Galán".

Estas contestaciones y otras de otros miembros de la célula estaban en el cajón olvidado en Pereiro. Se sabe, además, que tuvo un carteo fluido con otros miembros de la célula de Topas, como Hoari Jera, Mustafá Farjani y Sade Asre (huido). En la última misiva conocida, también enviada a Achraf, Hawari se siente pesaroso porque "los hermanos de las montañas de Afganistán, de Argelia, Indonesia, Cachemira y Palestina lo están pasando muy mal".

El Ministerio del Interior ha dado "máxima prioridad" a la captura de Hawari, ya que conocía todos los planes de Achraf (se cree que su nombre verdadero es Kamel Saaid), tanto de volar la Audiencia, como de atacar las estaciones de Atocha, Príncipe Pío o el estadio Santiago Bernabéu y, además, está listo para el asesinar mediante su suicidio.

Medidas de seguridad en la Audiencia Nacional, que la célula de Achraf pretendía volar.
Medidas de seguridad en la Audiencia Nacional, que la célula de Achraf pretendía volar.CLAUDIO ÁLVAREZ

Sobre la firma

Jorge A. Rodríguez

Es redactor jefe de Última Hora y de la portada web, y profesor de la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción