Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Ronaldinho iguala a Ronaldo

Los ex jugadores ven al equipo de Rijkaard, a punto de superar el mejor inicio del Barça, más veloz y desequilibrante que el que lideró el ahora madridista

Los destellos del equipo que dirige Rijkaard y que lidera Ronaldinho sugieren comparaciones con los mejores episodios de la historia del Barcelona. Transcurridas diez jornadas, ha igualado el mejor arranque liguero en poder del equipo que cargó con la herencia del dream team, con Bobby Robson en el banquillo y Ronaldo como buque insignia. Los números son prácticamente idénticos: 26 puntos en diez jornadas, aunque el recuento goleador refleja diferencias ostensibles. El Barça de Ronaldo había metido 13 goles más que el de Ronaldinho, pero también había recibido ocho más.

Robson tiró de un 4-2-3-1, con Guardiola y Popescu ocupando el doble pivote. Rijkaard ha dado carta de naturaleza a un 4-3-3 con un medio más defensivo como Márquez, que ha ocupado esa posición destinada en principio a los ahora lesionados Edmilson y Motta.

"El juego de aquel equipo era más sobrio, aunque ello no quiere decir que fuera aburrido, porque metíamos muchos goles y teníamos a Ronaldo y a Figo", recuerda Abelardo. "Nuestro estilo era muy ofensivo y la prueba es que Luis Enrique empezó de lateral derecho. Sucede que el equipo de ahora es más veloz porque también ahora el fútbol es más rápido". Pizzi opina que el equipo de 1996 estaba "polarizado por Ronaldo, al margen de que Figo pasara por un magnífico momento. El equipo de ahora posee muchas más variantes y es difícil que pueda fallar porque cuenta con cinco o seis jugadores capaces de desequilibrar un partido por sí solos".

Ferrer, el lateral derecho del equipo de Robson, aunque tuvo que dejar su puesto a Luis Enrique por una lesión, observa otra diferencia. "Pese a ser el segundo año de Rijkaard, este equipo está todavía gestándose. Aquél, en cambio, tenía al mejor Ronaldo que ha habido nunca y acababa de llegar Figo. Pero, pese al cambio de entrenador, era un equipo hecho". Sergi coincide en la apreciación de su ex compañero y añade: "Los dos son muy buenos equipos. Nosotros teníamos la sensación de que era un año puente entre Cruyff y el futuro".

Y una diferencia más: el Madrid y el Deportivo empezaron mucho mejor el campeonato en 1996 que ahora. Entonces se encontraban ambos a cuatro puntos del Barcelona mientras que en esta Liga se sitúan a siete y trece puntos respectivamente. El Barcelona ganó aquella temporada la Recopa, la Supercopa y la Copa. Pero la Liga acabó siendo para el Real Madrid de Fabio Capello.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de noviembre de 2004