Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El peor Madrid asoma la cabeza

El conjunto blanco derrota al Getafe con un juego infame y ya es tercero - El Zaragoza corta las alas al Sevilla - El Levante vence a Osasuna y sigue en plazas europeas - El Depor, incapaz de marcarle un gol al Albacete - La Real y el Racing respiran al ganar fuera

Agarrado a un fútbol indecente y a Casillas, el Madrid derrotó al Getafe y trepó hasta el tercer puesto, algo impensable teniendo en cuenta el deplorable juego que mostró. Al Getafe, que disparó 17 veces a la portería, le faltó puntería y le sobró Casillas, que se vio obligado a otra actuación sublime. El peor Madrid, el más rácano, se dio a la holganza durante muchos minutos entre la inquina del público, que había acudido en masa a celebrar los 10 años de Raúl en la Primera División y que se fue con el triste consuelo de celebrar un resultado de aspecto injusto, consecuencia de un juego casi delictivo. El caso es que este Madrid de los balones de oro, de plata y de bronce se ha colocado el tercero, en puesto de Liga de Campeones, a siete puntos del Barça y a un millón si lo que se compara es el fútol de uno y otro. Entre ambos se mantiene el Sevilla, al que le dio el tembleque en Zaragoza, de donde salió escaldado.

A la primera que tuvo, el Madrid marcó. Lo malo es que la primera que tuvo llegó a la media hora. Se encontró Owen con un regalo de la defensa getafense y el chico, que vive en estado de gracia, mandó el balón dentro con habilidad. Luego, la nada más absoluta y el golpeo continuo de un Getafe que, si no marcó ayer en Chamartín, no lo hará nunca. Ronaldo, tras una acción de Raúl, hizo el segundo y cerró el triunfo, que no el éxito, de los blancos. Sorprendentemente, este Madrid pensado para el espectáculo se mantiene todavía entero gracias a su fortaleza defensiva, con sólo cinco goles recibidos.

Al que ni siquiera le salvó el resultado fue al Sevilla. El fornido conjunto de Caparrós se vio en el paraíso, segundo como estaba, con la posibilidad de acercarse aún más al intocable Barça, y sufrió un ataque de pánico. Podía ser el más beneficiado por el empate del líder en Bilbao, pero se asomó a Zaragoza y sufrió un durísimo castigo, un 3-0 tan incontestable como dañino para un equipo diseñado a partir de una defensa de magníficas prestaciones y que hasta la debacle de ayer sólo había consentido cinco tantos.

Huésped inesperado en los puestos de cabeza es el Levante, que está el cuarto tras vencer donde nadie lo había hecho hasta ahora, en El Sadar. Un gol de Sergio García paró los pies a Osasuna, que estaba a un paso de colarse arriba, donde ha aterrizado el Zaragoza, al que la velocidad de Savio y los goles de Villa en La Romareda le están reportando una plácida andadura.

El Espanyol y el Villarreal hicieron honor a lo que son, equipos a los que no les gustan los goles: ni marcarlos ni recibirlos. La jornada, en fin, alegró la vida a la Real Sociedad y al Racing, que, a poco que se movieran, se caían a los puestos de descenso y que salieron victoriosos de sus visitas al Numancia y el Mallorca, respectivamente. Sorianos y mallorquines, junto al Getafe, ocupan los tres últimos puestos. El Depor por su parte, cumplió como correspondía a un día avaro en lo que a goles se refiere: ni uno le marcó al Albacete en Riazor. A día de hoy, los de Irureta ni juegan ni ganan. Otros no juegan, pero ganan. Incluso se colocan los terceros en la clasificación, aunque cueste creerlo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de noviembre de 2004