Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:CICLISMO | La lacra del dopaje

Santi Pérez, positivo

"No me he sometido a ninguna transfusión sanguínea", alega el subcampeón de la Vuelta

Las sombras que ennegrecen el ciclismo se hacen cada vez más espesas. Rendida todavía la afición a la impresionante demostración de Santi Pérez en la Vuelta a España, en la que quedó el segundo, aparece ahora, apenas un mes después, la noticia de que el asturiano, de 24 años de edad, dio positivo en un control antidopaje que se le realizó el pasado día 5 en Lausana, confirmado en el contraanálisis efectuado esta misma semana.

La Unión Ciclista Internacional (UCI) convocó a Pérez a la ciudad suiza dadas las sospechas que despertaron los resultados de algunas de las analíticas que se le efectuaron durante la Vuelta. Ahora se han ratificado los peores augurios. El corredor Pérez se sometió a una hemotransfusión, un sistema en boga en los años setenta y ochenta y al que recurren de nuevo algunos médicos una vez comprobado que resulta cada vez más difícil burlar los métodos de detección de la EPO, una trampa más moderna y consistente en aumentar artificialmente el número de glóbulos rojos mediante la administración de inyecciones de eritropoyetina.

El organismo del ciclista, especialmente en las carreras por etapas y cuando su ejercicio es más intenso, es tendente a perder millones de glóbulos rojos. Si se consigue aumentar la cantidad de oxígeno que viaja por la sangre, los músculos consumirán más y se fatigarán menos.

Ni Pérez ni sus representantes pudieron asistir al contraanálisis, ya que, según manifestó el propio corredor, la comunicación de que se iba a proceder a hacerlo les llegó tarde. La reglamentación de la UCI obliga a efectuarlo en un plazo máximo, esté o no presente el implicado en el mismo.

Pérez se adjudicó tres etapas en la Vuelta y logró el segundo puesto final, superado sólo por Roberto Heras. Pertenece al equipo Phonak, el mismo en el que milita el estadounidense Tyler Hamilton, el campeón olímpico contrarreloj en Atenas y que, tras ganar una contrarreloj en la Vuelta, se convirtió en el primer deportista de la historia al que le fue detectada una transfusión con sangre de un donante desde que fueron prohibidas a mediados de los años ochenta.

La detección del positivo de Hamilton fue posible gracias a un nuevo método aplicado por científicos australianos al que recurrieron los especialistas de la UCI.

El Phonak anunció entonces la creación de un comité científico para estudiar la validez de los sistemas empleados, ya que existe una aparente contradicción en los resultados según el procedimiento llevado a cabo por el COI en los Juegos Olímpicos y la UCI en la Vuelta.

El médico personal de Pérez es Eufemiano Fuentes, amigo del de Hamilton, el italiano Luigi Cecchini. Durante los últimos meses son ya cuatro los ciclistas del Phonak que han dado positivo: Hamilton, Pérez y los suizos Óscar Camenzind y Reto Bergman.

"La noticia que tengo es que se trata de una irregularidad en la sangre como consecuencia de una transfusión ajena. Sólo puedo decir que yo no me he sometido a ninguna transfusión y que no sé a que se refieren. Estoy francamente sorprendido por la noticia y por la actuación de la UCI, plagada de irregularidades. Dejo el asunto en manos de mis abogados", dijo ayer Pérez a la agencia Efe. "Una cosa como la que se me imputa no pasa inadvertida y mi negativa es verdadera y coherente. Yo no he consentido ni participado en unos hechos como los que se indican", añadió.

El contrato de Pérez con el Phonak acaba esta temporada. Los organizadores de la Vuelta, en el momento en que reciban la notificación de la UCI, desposeerán a Pérez de sus victorias de etapa y de su segundo puesto en la ronda española.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de octubre de 2004