Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex portero acusado del crimen de Alcorcón niega que sea racista

La fiscal mantiene su petición de 13 años de cárcel por el homicidio de un menor angoleño

José David, F. S., ex portero de un pub de la zona de copas Costa Polvoranca (Alcorcón) acusado de matar en 2002 al angoleño Ndombele Augusto Domingos, de 16 años, afirmó ayer, justo antes de que finalizara el juicio contra él en la Audiencia de Madrid, que es inocente y que no es racista. La fiscal, que mantiene la petición de 13 años de cárcel por homicidio, pidió un veredicto de culpabilidad, porque "hechos así no pueden quedar impunes".

José David se dirigió ayer a los miembros del jurado (cinco hombre y cuatro mujeres) que tiene que decidir sobre su culpabilidad o inocencia para asegurarles que durante el juicio se han dicho cosas "que no son ciertas". José David, quien fue detenido en Torrevieja (Alicante) un mes más tarde de ocurrir los hechos, también explicó que él en ningún momento intentó evadirse de la justicia. Además, negó durante el proceso ser el autor del crimen y aseguró que lo cometió Pablo G. S., ya fallecido.

Según el relato de la fiscalía, sobre las 5.15 del 20 de julio de 2002 se inició una discusión entre Pablo, acompañado de María del Mar C., y Jesús María V., junto al que se encontraba Ndombele. Pablo entró en el citado pub y salió junto a varias personas, entre ellas el acusado, quien asestó dos puñaladas al menor "sin mediar palabra" con un arma que "no ha sido hallada". La fiscal aseguró que José David "mató porque quiso", "sin ningún tipo de justificación", y "miente", ya que aseguró que el acusado no se fue a Torrevieja de vacaciones, como éste afirma. Recordó, asimismo, que el procesado " tiene pendiente otro procedimiento por tenencia ilícita de armas". Además de los 13 años de cárcel, pidió una indemnización para los padres del menor de 120.000 euros.

La acusación popular ejercida por Movimiento contra la Intolerancia reclamó para el procesado 20 años de prisión, al igual que el letrado de la acusación particular por asesinato con la agravante de haber cometido el delito por motivos racistas. La defensa, por su parte, argumentó que "existen numerosas dudas sobre la autoría" y "abundantes contradicciones entre los testigos". "José David no pertenece a una banda skin, ni es racista", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de octubre de 2004