Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tiroteado un hombre en una cafetería de Marbella

Marbella

Un extranjero de unos 40 años fue asesinado ayer en la terraza de una concurrida cafetería situada en el centro comercial de la urbanización Guadalmina, en Marbella. La víctima, de cabello rubio y complexión fuerte, recibió tres impactos de bala en el pecho, el abdomen y en uno de sus brazos. Los asesinos huyeron poco después en dos vehículos, un Mercedes negro y un BMW. La policía cree que se trata de un nuevo ajuste de cuentas entre bandas criminales de países del Este radicadas en la Costa del Sol.

El suceso se produjo poco antes de las 13.00. El centro comercial se encuentra ubicado junto a la carretera Nacional 340, en una lujosa urbanización. Según un testigo presencial, la víctima, que se encontraba sentada en una de las mesas de la terraza del bar restaurante Mediterráneo, entabló una acalorada discusión con cuatro individuos de la mesa de al lado por temas de negocios. Uno de ellos realizó un tiro al aire y se agachó a recoger el casquillo. Otro disparó seguidamente tres veces y a bocajarro al hombre, que quedó tumbado en el suelo agonizante.

Un médico de una consulta cercana trató de reanimar en vano con una botella de oxígeno al hombre, cuyo origen apuntan algunas fuentes podría ser de un país del Este de Europa, quizá Rumanía. El juez de guardia decretó el levantamiento del cadáver pasadas las 15.45. La policía científica examinó minuciosamente durante la mañana el coche de la víctima, un Mercedes negro, tipo deportivo, matrícula de Gibraltar LA 52AVN, aparcado a pocos metros del lugar del suceso. Se cree que dos cámaras de seguridad del centro comercial han podido captar las imágenes de los asesinos e incluso la matrícula de los coches. Poco después del suceso, la policía localizaba uno de los vehículos utilizados por los criminales en las proximidades del restaurante El Ancla, en la pedanía de San Pedro Alcántara, junto a la playa.

Los agentes mantienen la búsqueda en distintas urbanizaciones de Marbella, aunque al cierre de esta edición todavía no se había localizado a los autores de los disparos. Un helicóptero se sumó también a las labores de rastreo.

Este crimen coincide con las reclamaciones realizadas recientemente por distintos empresarios, comerciantes y hoteleros del término municipal, que han solicitado mayor dotación de agentes policiales ante el descenso de la seguridad registrado en los últimos meses en la ciudad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de octubre de 2004