SIGNOS

La poeta Nieves Chillón defiende la sensualidad como "un filtro mágico" en 'La hora violeta'

La escritora granadina Nieves Chillón (Orce, 1983) ha publicado su primer libro de poemas, La hora violeta, dentro de la Colección Granada Literaria. De tono realista, Chillón coloca un filtro en sus poemas para ofrecer la realidad desde diferentes perspectivas. "Espero de la poesía que me posibilite filtrar el mundo, pasarlo por esa lente a veces violeta, a veces sensual, especial en definitiva, para reflexionar sobre el producto resultante-poema, y mostrarlo a los demás", afirma la joven autora.

El poemario, que fue presentado durante la última Feria del Libro por la poeta Ángeles Mora, mantiene un tono en el que la sensualidad se manifiesta como la protagonista: "Sensualidad y poesía están unidas por un vínculo que las comunica. En mi poesía la sensualidad no sólo constituye una temática, sino que la considero una lente a través de la que es posible mirar y extrañar, un filtro mágico".

Licenciada en Filología Hispánica, ha colaborado con muy diversas revistas literarias, como Letra Clara, Elvira, Contra Tiempo o Extramuros, y no duda en reivindicar la figura de la mujer en la literatura pero desde un punto de vista constructivo, atendiendo a parámetros alejados del género: "El lugar de la mujer es necesario, y la voz y obra de las poetas están cada vez más presentes. Si bien es cierto que habría que revisar la historia literaria y hacer justicia con un enorme número de poetas mujeres, también creo que hoy día la igualdad de oportunidades literarias -publicaciones, congresos, premios...- debería regirse por la calidad, ya que siempre será ésta la que sostenga la obra de un autor o autora".

Además, añade que "este cambio debería producirse evitando poner en práctica los métodos de los que en algún momento fueron represores, debe ser un cambio que logre la igualdad y la justicia y se apoye siempre en la calidad literaria".

Nieves Chillón no tiene miedo a la hora de señalar a los poetas que constituyen sus mayores referentes. Inclinándose por la poesía granadina de las últimas dos décadas, que nació con el nombre de La otra sentimentalidad y que después, a raíz de su repercusión nacional, fue denominada como Poesía de la Experiencia, Chillón se inclina especialmente por Ángeles Mora, de la que admira "el tono de su voz poética y su perspectivismo tan aparentemente sencillo como innovador".

El peso en la ciudad de la obra de Federico García Lorca implica que "aunque la necesidad de innovación poética pueda hacer que esta presencia de Federico no se exteriorice en el poema de forma evidente, Lorca está presente en Granada en el subconsciente poético de cada autor: sus imágenes, sus temas". "En cada poema de cada autor granadino podríamos encontrar la huella lorquiana de algún modo", concluye.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 12 de octubre de 2004.

Lo más visto en...

Top 50