Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Acadèmia reafirma la legalidad del valenciano y su pertenencia a un sistema lingüístico compartido

La Acadèmia Valenciana de la Llengua celebró ayer un pleno en el que se pasó de puntillas por la polémica política sobre la denominación del valenciano, aunque hubo intervenciones a título particular sobre la cuestión, según comentó el vicepresidente de la institución, Josep Palomero. En este sentido, insistió en que continúa la elaboración de la ponencia que dictaminará sobre la onomástica y la filiación de la lengua autóctona, y sugirió que, previsiblemente, a mediados de noviembre concluirá la redacción encargada a los académicos Rafael Alemany, Manel Pérez Saldaña, Àngel Calpe y Ramon Ferrer.

En cualquier caso, el dictamen atenderá a la legalidad vigente y, por tanto, reafirmará el uso estatutario y más extendido popularmente del término valenciano, si bien no dejará de poner de relieve "la filiación del valenciano a un sistema lingüístico compartido", en alusión al catalán, indicó Palomero. "Pondremos nombres y apellidos a esta situación", añadió, al tiempo que resaltaba la importancia del contenido del preámbulo de la ley de creación de la Acadèmia, que inserta el valenciano en el sistema lingüístico compartido con los territorios de la antigua Corona de Aragón. Es decir, con Cataluña y Baleares.

Siempre a título particular, Palomero se mostró favorable a una denominación valenciano-catalán a la hora de inscribir la lengua dentro de su sistema lingüístico, lo que no implica postular su uso en todos los registros de la lengua, sino sólo en determinados ámbitos. El vicepresidente, del PSPV, que atendió a los medios en lugar de la presidenta, Ascensión Figueres, del PP, dijo detectar "indicios de que las posiciones que se dan en Cataluña de intransigencia" respecto a esa propuesta de valenciano-catalán se circunscriben sólo a "algunas instituciones".

La Acadèmia se ha visto en una encrucijada ante la enésima polémica e instrumentalización política sobre el valenciano, a lo que se suma la cercanía del congreso del PP valenciano. La entidad ha optado por salir a la palestra sólo cuando se pronuncie a través de la ponencia ya prevista con anterioridad.

Además, los académicos mostraron ayer su absoluta solidaridad con la secretaria de la entidad, Marisol González, acusada por el abogado ultra Juan García Sentandreu de manipular un acta de un pleno de diciembre. Acusaciones rechazadas de pleno por la Acadèmia que se ratificó en el contenido de la declaración relativa a que la denominación de valenciano es "tradicional, historia, legal, estatutaria, y por tanto, la más adecuada al marco institucional". Sentandreu incide en que se eliminó el artículo la antes de tradicional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de octubre de 2004