Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alitalia alcanza un principio de acuerdo con los sindicatos para dividir en dos la compañía aérea

Los sindicatos de Alitalia aprobaron ayer de madrugada el plan industrial, que prevé la partición en dos empresas, Az Fly y Az Service, y el despido de 3.684 trabajadores. La aprobación se daba por descontada, después de que la dirección alcanzara en los últimos días acuerdos parciales con los sindicatos de los pilotos, de los auxiliares de vuelo y del personal de tierra. El "sí" sindical estaba supeditado, sin embargo, a que el Gobierno aprobara la reabsorción de buena parte de los despedidos en otras empresas públicas.

El Gobierno calcula que unos 1.500 empleados de Alitalia podrán acogerse a jubilaciones anticipadas. Restan casi 2.200, un número demasiado grande como para distribuirlo con facilidad por un sector público ya muy hinchado y deficitario. Una opción barajada por el ministro de Bienestar Social, Roberto Maroni, consistiría en ofrecer ventajas fiscales a las empresas que contrataran a despedidos. Lo cual, en principio, no sería muy bien visto por el resto de los desempleados italianos. Los sindicatos, que se han comprometido a someter el acuerdo final a un referéndum, aseguran que sin "estabilizadores sociales", es decir, sin recolocaciones, el plan jamás será aceptado.

Alitalia necesita que se apruebe el plan con urgencia. El consejero delegado, Giancarlo Cimoli, afirmó el jueves en el Senado que la caja estaba vacía y que sin un crédito de 600 millones no se podrían pagar las nóminas de octubre.

La reorganización de Alitalia ha causado alarma en el resto de las compañías aéreas europeas, que harán lo posible para conseguir el veto de Bruselas. British Airways considera que, en esencia, el plan se basa en una subvención estatal de 1.500 millones que falsea por completo la libre competencia. La acusación se basa en que, tras la partición en Az Fly y Az Service, la segunda cargará con la deuda de la sociedad, cercana a los 1.500 millones. Az Fly, que gestionará los vuelos, poseerá el 51% de Az Service, que gestionará los servicios de tierra. El otro 49% será propiedad del grupo público Fintecna. Pero en 2005 Az Fly será privatizada y pasará a Fintecna la mayoría de Az Service y el peso de la deuda. De esta forma, el saneamiento quedará pendiente y deberá hacerse, en último extremo, con cargo a los contribuyentes. La otra alternativa pasaría por la quiebra de Az Service.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de septiembre de 2004