Guipúzcoa promete una atención personalizada para 33.000 minusválidos

La Diputación de Guipúzcoa se ha propuesto ofrecer una atención individualizada a todos los minusválidos de esta provincia. unas 33.000 personas. Para ello, mejorará la coordinación con los servicios sociales de base, aumentará el apoyo a sus familiares e impulsará la integración laboral de este colectivo. Así figura en el Plan Estratégico de la Discapacidad, presentado ayer por el diputado general, Joxe Joan González de Txabarri, y las diputadas para la Política Social, Esther Larrañaga, y de Derechos Humanos, Mari Carmen Marín.

El plan, para cuatro años, pretende mejorar la calidad de vida de los minusválidos y "reducir la discriminación" que padecen. Guipúzcoa cuenta con cerca de 33.000 minusválidos (casi el 5% de la población) con una discapacidad superior al 33%, de los cuales el 56% sufre una discapacidad física, el 33% psíquica y el 10% sensorial, explicó Larrañaga.

El plan plantea mejorar la coordinación de los servicios sociales municipales (98 en la provincia) con los equipos técnicos de la Diputación, e incidirá en el mantenimiento de los discapacitados en su entorno familiar, para lo cual se reforzará el apoyo a los cuidadores (el 90% son familiares, la mayoría mujeres). Otra parte del plan pasa por facilitar el acceso laboral del colectivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 13 de septiembre de 2004.