FÚTBOL | Segunda

El Celta cae en El Molinón y suma su primera derrota

El Celta, que había ganado los dos primeros partidos por la mínima y con dificultades, empezó a conocer ayer los rigores de la Segunda. Llegó a Gijón muy mentalizado y con bastantes nombres ilustres en su alineación. Pareció en condiciones de resolver pronto, pero el banderazo de un juez de línea a los cinco minutos lo cambió todo, ya que el árbitro había señalado penalti y se disponía a expulsar al guardameta del Sporting por derribo a Sava, que había arrancado en línea con la defensa. Pero su ayudante señaló fuera de juego.

En el segundo tiempo, cuando jugaba con diez por la ingenua expulsión del veterano Nagore, el Celta encajó el gol decisivo, que además fue un golazo. Lo consiguió Javi Fuego, una de las joyas de la cantera de Mareo preparada para presentarse en sociedad. En Fuego y otros jóvenes está el futuro de un Sporting muy condicionado por su situación económica.

A falta del Ciudad de Murcia-Valladolid, que no había finalizado al cierre de esta edición, el primer puesto estaba fijado en los siete puntos, que habían alcanzado el Terrassa de Juan Manuel Lillo (2-0 al Córdoba), el Xerez (un equipo que corrió peligro de desaparición en verano) y el Recreativo, que profundizó en la crisis de otro recién descendido, el Murcia, colista con cero puntos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 12 de septiembre de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50