Atenas 2004 | REMO

El 'monstruo' del lago Schinias

El técnico de remo, criticado en España y elogiado fuera

Giovanni Postiglione es el hombre. Los remeros españoles, encabezados por Nuria Domínguez, han criticado al entrenador, por su dureza en la preparación, y al presidente de la federación, Fernando Climent, por la falta de diálogo. Las aguas tranquilas del piragüismo y del remo están hoy muy turbias. Si en las piraguas ha sido el dopaje el que las ha ensuciado, en el remo el problema es de más calado. Pero la culpa no parece ser de Postiglione. Él no es el monstruo del lago Schinias, donde se han disputado las pruebas, que ahora han dado paso al piragüismo. Técnicos de otros países incluso han felicitado al italiano, que trabaja para España desde septiembre de 2002, por lo que ha conseguido. No ha sido casualidad, porque antes fue entrenador de Elia Luini y Leonardo Pettinari, plata en Sidney 2000 en doble scull, y también trabajó con los hermanos Abbagnale. Ha sacado muchas medallas en grandes campeonatos y forma parte de la comisión de alto rendimiento de la Federación Internacional.

Mientras España llevó sólo dos barcos a Sidney, Postiglione metió en Schinias a cuatro después de quedar entre los ocho primeros en los Mundiales. Nuria, que lloró amargamente tras quedar la última, se convirtió en la primera española en llegar a una final olímpica. Los otros tres alcanzaron las semifinales, las finales B y uno de ellos, el doble scull de Rubén Álvarez y Juan Zunzunegui -al quedar segundo, equivalente a un octavo puesto final-, consiguió un diploma.

El técnico italiano se marchó ayer, pero Alejandro Benavente, secretario de la federación, habló en su lugar: "Se va con la conciencia tranquila. Dice que no había venido a sacar remeros de clubes, sino para los Juegos. Y para eso hay que trabajar duro. Termina su contrato, pero ni se le destituye ni se le va a renovar porque en el último trimestre del año hay elecciones".

Los remeros le acusaron de que la cuestión "no es entrenar más, sino mejor". Benavente les replica diciendo que se les trató exquisitamente -"no han estado en la Villa, sino en unos apartamentos"-. Y les acusa de "una pataleta con vistas a las elecciones". Admite, sin embargo, que en la federación hay problemas: "El tema político con el País Vasco ya no existe, pero el de las traineras aumentó. Se ha creado una asociación al margen federativo, ya denunciada. Y se paga tanto dinero, hasta 30.000 euros por una temporada de dos meses, que los mejores remeros se van al banco fijo y no se quedan en el móvil, el olímpico. Ahora trabajamos con la cantera y logramos tres medallas en los Mundiales júniors".

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 22 de agosto de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50