Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cadenas exprimen de forma insaciable los éxitos de la temporada

En verano, las televisiones saturan las parrillas con repeticiones

Poco respeto hacia la audiencia. En verano, las cadenas juegan sobre seguro, en espera de sus apuestas fuertes para la nueva temporada. Son los meses de las reposiciones, en los que los espectadores tienen pocas sorpresas: mucho de lo que ven ya lo conocen. El aluvión de series repetidas es casi interminable: Ana y los 7, Los vigilantes de la playa, Aquí no hay quien viva, El joven Hércules, 7 vidas, El príncipe de Bel Air ... Y sólo es una muestra.

Repetir programas es menos arriesgado y más barato. Las televisiones deducen que lo que funcionó una vez bien puede hacerlo dos. E incluso, en el caso de series como Los vigilantes de la playa, hasta cientos. Las series se llevan la palma. Unas, recién emitidas, y otras, que siempre vuelven, tan puntuales como la Navidad. Este verano ha sido TVE la cadena que ha jugado la baza más a fondo. La telenovela La verdad de Laura se ha adueñado toda la franja matinal. Ha habido también retornos, en la madrugada de los sábados, como el de uno de los paradigmas de la televisión de los ochenta, Los gozos y las sombras, interrumpida por la cita olímpica. Y repeticiones de series que apenas habían terminado de irse, como Ana y los 7. Eso sí, regresó con fuerza: el primer capítulo, el 11 de junio, fue visto por 1.372.000 espectadores (19,8% de cuota). Otras dos, cuyo recuerdo estaba aún fresco, han poblado las tardes de TVE-1: Everwood y Smallville. La franja matinal de La 2 apuesta por contenidos juveniles. Lo malo es que lo hace con episodios ya emitidos de El joven Hércules o Los vigilantes de la playa, que cumple la función de recordar cómo era hace años Pamela Anderson. También eficaz la fórmula del fifty- fifty: si un programa contenedor como En serie incluye dos producciones, nada mejor que combinar capítulos nuevos de El ala oeste de la Casa Blanca con episodios repetidos de Las chicas Gilmore.

Antena 3 ha apostado por cubrir el horario de máxima audiencia de los miércoles con la repetición de su serie estrella: Aquí no hay quien viva. Tele 5 intentó combatirla con episodios ya vistos de Los Serrano (28 julio), pero la alocada comunidad superó a la familia con un segundo capítulo de 34,2% y media de 3.035.000. El miércoles 18 de agosto no sólo pudo con otra reposición, 7 vidas, sino con el estreno de la selección española de fútbol de Luis Aragonés. La cuota de agosto de la serie de José Luis Moreno se eleva al 30,2% con 3.146.600 espectadores.

Insistir en entregas de Los Simpson (de lunes a domingo, 14.00) es un buen recurso: 2.153.000 de espectadores (26,7%). Antena 3 también rellena sus mañanas con el eterno Príncipe de Bel Air, que volvió desde su primera temporada, y la noche de los sábados con el concurso Factor miedo.

Por su parte, Tele 5 intentó robar público a la imbatible Aquí no hay quien viva con repeticiones de Los Serrano y 7 vidas, aunque sin resultado. Hasta el punto de que la telecomedia de Globomedia pasará la próxima semana a los domingos. Tele 5 es la cadena que menos ha abusado de las reemisiones, concentradas en la franja matinal con series como Cariño, he encogido a los niños y El Club de los Lunes. Sin embargo, la cadena privada ha ejercido casi de canal temático, dedicado al mundo rosa, con la muerte de Carmina Ordóñez a la cabeza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de agosto de 2004