Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Atenas 2004 | NATACIÓN

DIARIO DE PHELPS

AYER

10.34. 200 metros estilos. Michael Phelps había pasado una mala noche y le esperaba un día duro. Como casi todos. Para empezar, un trámite, las eliminatorias, antes de que encarara, ya por la tarde, una semifinal más exigente. Aun así, se clasifica con el segundo mejor tiempo de todos los participantes, sólo superado por el húngaro Laszlo Cseh, que nadó en 11 centésimas menos.

19.38. 200 metros estilos. Semifinal. Victoria y nuevo récord olímpico, con un tiempo de 1m 58,52s. Phelps se reserva lo justo y anuncia un dominio incuestionable en esta prueba.

HOY

10.08.100 metros mariposa. Eliminatorias. Empieza un día muy duro, quizá el más duro de todos. Phelps sigue en su territorio preferido, la mariposa. De nuevo, un trámite matutino con el único objetivo de sellar el pase a las semifinales. Un trámite que, eso sí, va acumulando cansancio y rutina de competición.

19.18. 200 metros estilos. Final. Una de las tardes más exigentes para el nadador estadounidense. Recordman mundial de la prueba y campeón del mundo, título que recuperó en Barcelona 2003, no debe tener problemas para coleccionar una nueva medalla de oro ante el húngaro Cseh.

19.51. 200m mariposa. Semifinales. Apenas media hora después, Phelps vuelve a la piscina. Inevitablemente, tendrá que limitarse a controlar la prueba, alcanzar un lugar apropiado en la final y resguardar sus fuerzas en una jornada tremendamente agotadora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de agosto de 2004