Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Atenas 2004 | NATACIÓN

Kitajima, el rey de la braza

El nadador japonés logra en los 200 metros su segunda medalla de oro

La braza tiene un rey incuestionable, el japonés Kosuke Kitajima, que obtuvo su segunda medalla de oro en Atenas. Kitajima, a sus 21 años, añadió el título en los 200 metros al de los 100, obtenido el pasado domingo. En ambas pruebas superó a su acérrimo rival, el estadounidense Brendan Hansen. Kitajima acapara los títulos mundiales y olímpicos en ambas distancias. Hansen, que había deslizado la sospecha de que Kitajima utiliza productos dopantes, se vio relegado en los 200 al tercer puesto. No sólo fue superado por el japonés. También lo rebaso el joven fenómeno húngaro de 15 años Daniel Gyurta, que en los pasados Mundiales de Barcelona 2003 sólo había podido clasificarse en el 14º puesto. Hansen mantiene en su poder los récords mundiales, pero en Atenas estuvo muy por debajo del excelente momento de forma que evidenció en los trials de Estados Unidos.

En las semifinales de los 100 metros libres femeninos, la australiana Jodie Henry batió el récord del mundo. Henry, nadando por la calle 6, logró un registro de 52,32 segundos, un tiempo que pulveriza la plusmarca de su compatriota Lisbeth Lenton de 53,66 segundos. La gesta de Henry constituyó una inesperada gesta porque no estaba entre las favoritas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de agosto de 2004