Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un insólito viaje a Oriente

No hay mucha literatura hippy en español, tal vez por la sencilla razón de que no hubo muchos hippies españoles en los años sesenta. Por eso, ha llamado mucho la atención la salida del libro De camino a Karachi, de Kike Anzizu, barcelonés más conocido por su actividad al frente de negocios nocturnos como Bikini, discoteca y sala de conciertos que dirigió desde 1984 hasta tiempos recientes. En otoño de 1969, Anzizu se trasladó hacia Líbano, donde estaba encarcelada su novia. Poco pudo hacer por liberarla y prosiguió su camino, con la intención de llegar hasta Bombay para trabajar en la industria del cine indio. No fue posible: en Kabul le robaron pasaporte y dinero, con lo que el resto del viaje fueron prodigiosas hazañas para sobrevivir, conseguir papeles y volver a España como polizón en un carguero. A lo largo de todas estas peripecias, Anzizu escribía regularmente a su novia. La destinataria de esas cartas recuperó recientemente esa correspondencia, que Editorial Sirpus ha convertido en De camino a Karachi, añadiendo fotos y dibujos hechos a lo largo del periplo. Un viaje que duró 11 meses, en los que, superando penalidades, el protagonista nunca se dejó vencer por el desánimo, admirado por el estilo de vida de los nativos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de julio de 2004