Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ingresos de la Fira de Barcelona aumentaron el 22% en 2003

La Fira de Barcelona cerró el ejercicio pasado con un volumen de negocio de 88,95 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 22% respecto al ejercicio anterior. Ésas son las cifras que se encontrará el nuevo presidente de la Fira, el empresario Josep Lluís Bonet, que sustituirá a Jaume Tomàs a partir de septiembre. El consejo general de la institución -en el que participan la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona y la Cámara de Comercio- acordó ayer el nombramiento de Bonet, que preside Freixenet, el salón Alimentaria y también Fira 2000, la sociedad encargada de las obras de ampliación de la Fira en L'Hospitalet.

Bonet se incorporó la pasada semana al consejo de administración de la Fira, junto a José Arcas (Nestlé), Núria Basi (Armand Basi), Enric Crous (Damm), Bruno Figueras (Construmat) y Enrique Lacalle (Salón del Automóvil). En el consejo repiten Jordi Clos (Derby Hoteles), Pedro Fontana (BBVA) y Josep Lluís Jové (Agbar). El nuevo equipo de la Fira recibirá el encargo de convertir uno de los salones de la Fira -Construmat, Alimentaria o el Salón del Automóvil- en líder mundial de su especialidad.

El alcalde de Barcelona, Joan Clos, explicó ayer que el nuevo equipo ejecutivo de la Fira "pondrá al día el plan estratégico", pero fue incapaz de fijar el calendario de la segunda fase del proyecto de ampliación en L'Hospitalet. "Lo que no se haga en 2007 se hará en 2008 o en 2009", dijo.

Incógnitas

La financiación aprobada por la Generalitat, el Ayuntamiento y la Cámara -417 millones de euros- sólo cubre una parte del proyecto inicial: 190.000 metros cuadrados repartidos en cuatro salones y las torres Toyo Ito. Pero sobre el proyecto planean aún varias incógnitas que Clos no despejó. Al margen del calendario y la financiación de la segunda fase, que incluiría dos nuevos pabellones, un auditorio y un edificio corporativo, la Fira aún no ha resuelto la conexión entre los salones de Montjuïc y el polígono industrial de Pedrosa, en L'Hospitalet.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de julio de 2004