Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La federación vasca de IU pasará a ser "política y jurídicamente soberana"

Llamazares considera "lógica" la modificación dentro del modelo "federal" de su organización

La federación vasca de Izquierda Unida, que dirige Javier Madrazo, consejero de vivienda del Gobierno de Vitoria, ha decidido cambiar su relación con IU y convertirse en una "organización política y jurídicamente soberana, de ámbito territorial de la comunidad autónoma vasca", según el borrador de estatutos que debatirán este fin de semana en Bilbao los 389 delegados en la VI Asamblea. La dirección federal, que lidera Gaspar Llamazares, está de acuerdo con una modificación que considera "lógica" dentro del modelo federal que rige la organización.

Llamazares no concede especial importancia a la decisión, que se ejecuta poco después del mayor batacazo electoral de IU, aunque estaba tomada antes. "No lo hacen por desapego a la organización federal, sino por la necesidad de una mayor vinculación a la sociedad vasca, según el modelo de la federación catalana", explica.

Madrazo confía en ganar sin problemas la asamblea. En las anteriores se impuso por la mínima, pero sus sucesivos éxitos electorales le han reforzado. Su línea política ha sido muy criticada dentro de IU por dirigentes como Rosa Aguilar, alcaldesa de Córdoba, o Francisco Frutos, secretario general del PCE, por demasiado cercana a los nacionalistas, con los que gobierna.

Con la modificación jurídica, Madrazo y su equipo se garantizan la libertad completa para marcar la línea que elijan. En realidad ya la tenían, gracias a los acuerdos con la actual dirección.La relación con Llamazares ha sido tensa en ocasiones, pero en general ha dominado la sintonía. No sólo porque Madrazo siempre ha apoyado a Llamazares -sus votos fueron imprescindibles para que saliera elegido en 2000- sino porque el coordinador general está de acuerdo con el pacto con los nacionalistas. El coordinador vasco quiere que algo que ahora se producía de hecho, esto es tu total independencia, se lleve al papel.

Dependencia total

En IU, según explica su responsable de organización, Rubén Fernández, las federaciones tienen tres grados de relación jurídica. Primero, la dependencia total, en la que está ahora Ezker Batua y muchas federaciones pequeñas. El segundo modelo es la relación estable pero independencia jurídica, en la que están las grandes, como Andalucía, Madrid o la Comunidad Valenciana. Luego queda la independencia absoluta, en la que siempre ha estado Esquerra Unida i Alternativa, la federación catalana, un partido aparte a todos los efectos. Este modelo es el que quiere seguir EB, aunque "federada" con IU.

Oskar Matute, joven diputado autonómico y mano derecha de Madrazo, cree que de esta forma Ezker Batua se garantiza que si cambia el viento en la dirección, ahora que se ha convocado una asamblea extraordinaria, nadie pueda apelar a la relación jurídica para tratar de condicionar la línea política de la federación vasca. Además, Matute recuerda que la asamblea del País Vasco llega en un momento casi preelectoral. "En Euskadi la gente concede mucha importancia al hecho de que los partidos tengan capacidad de decisión plena. Necesitan ver que no te mandan desde Madrid, que no eres una sucursal. Pasa con todos los partidos", explica.

El documento político de la asamblea vasca muestra los aspectos "troncales" en los que coinciden la propuesta de federalismo de libre adhesión de EB y el plan Ibarretxe, pero sin ocultar las "múltiples y nítidas diferencias" que separan ambas propuestas. El texto también pretende dejar claro que el Estatuto de Gernika es "hoy por hoy el marco de convivencia que más consenso político genera". Y advierte a sus socios en el Gobierno vasco, PNV y EA: "Sólo podremos abandonarlo si realmente el nuevo marco que construyamos entre todos proporciona mayor entendimiento social que el que ofrece el Estatuto de Gernika".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de julio de 2004