Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Eurocopa 2004

Luis, Floro o Víctor Fernández

La comisión federativa encargada de designar el nuevo seleccionador español elegirá mañana el sustituto de Iñaki Sáez

La comisión formada por la federación española para elegir el nuevo seleccionador nacional, en sustitución del dimitido Iñaki Sáez, se reunirá mañana por primera vez para debatir el asunto. Los ocho integrantes de la misma, cuyo presidente es el de la propia federación, Ángel María Villar, se van a encontrar de antemano con su trabajo recortado. La federación se ha encargado de realizar la criba y de presentar la terna de candidatos que optan al puesto. La elección del nuevo seleccionador, por tanto, va a resultar limitada y, en cierta medida, impuesta.

El trío de aspirantes lo componen Luis Aragonés, actual entrenador del Mallorca, y Benito Floro y Víctor Fernández, libres de compromiso: el primero dimitió en el Villarreal dos meses antes de acabar la Liga porque, adujo, no veía motivados a sus jugadores y al segundo no le ha renovado el contrado el Betis.

Los tres cumplen los principales requisitos marcados por la federación: son españoles, con experiencia reconocida y sin contrato en vigor con un club, situación que se puede aplicar también a Luis porque el presidente del Mallorca, Mateo Alemany, se puso la semana pasada en contacto con la federación y anticipó que su club, pese al compromiso que tiene firmado con el técnico, no pondría ningún problema para que fuese el nuevo seleccionador si resultara elegido para el cargo.

La reunión que mañana celebrará la comisión ha sido calificada como de "trabajo" por fuentes federativas. Estas mismas fuentes explicaron que la cita servirá para "hablar en profundidad del asunto, pero de ella no saldrá la elección definitiva del nuevo seleccionador".

El objetivo de la reunión de mañana, según un portavoz, será fijar los candidatos que pueden optar a sustituir a Sáez y entre ellos determinar el nuevo seleccionador. Los restantes candidatos se considerarán como una alternativa si fallase áquel. En ese punto se puede dar por concluida la labor de la comisión que preside Villar y de la que forman parte los llamados ocho sabios: el presidente del sindicato de los futbolistas, Gerardo González Movilla; el presidente en funciones de la Liga, José Luis Astiazarán, máximo dirigente de la Real Sociedad; el presidente de los entrenadores, Ramón Cobo; los de las federaciones de Madrid y Cataluña, Vicente Temprado y Jaume Roues; los dos delegados de la selección, Pedro Cortés y Juan Luis Larrea, y el presidente del Centro de Estudios para el Desarrollo e Investigación del Fútbol, Eduardo Herrera, que también preside la federación andaluza.

El siguiente paso, una vez designado el candidato prioritario, será cerrar el acuerdo con él. Negociar el contrato no se estima fácil. Ningún seleccionador ha llegado a cobrar 600.000 euros anuales de ficha, una cifra considerablemente inferior a la que suelen percibir la mayoría de los entrenadores de Primera.

Otro punto conflictivo a la hora de negociar la contratación del nuevo seleccionador será establecer el posible equipo técnico que le acompañe. La federación difícilmente va a aceptar al nuevo un grupo extenso de colaboradores después de que Villar renovase, como hizo en el caso de Sáez, dos temporadas más a su equipo, formado por los técnicos José Armando Ufarte y Juan Santisteban, el preparador físico Manuel Delgado Meco y los preparadores de porteros, Ochotorena y Jaro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de junio de 2004