Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El número de becas ha descendido un 25% desde 1996

El número de becarios universitarios ha descendido un 24,84% entre 1996 y 2002, pasando de un total de 252.825 a 190.011 estudiantes becados, según los datos del III informe 'La Universidad Española en Cifras (2004)', elaborado por la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE).

Uno de los principales causantes de este descenso es la no actualización del umbral de renta de referencia exigible para demandar ayudas al estudio, puesto que los criterios académicos se han suavizado "mucho" y los administrativos son "escasos", según explicó el director del informe y gerente de la Universidad de Jaén, Juan Hernández Armenteros.

Como consecuencia, la financiación media por becario se ha incrementado porque ha descendido el número de alumnos becados. Así, la demanda de becas por parte de alumnos se reduce de 367.713 en 1998-1999 (primera edición del estudio de los rectores) hasta 310.234 en 2002-2003. Además, las ayudas del anterior Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD) descendieron en un 17,5%, pasando de 637.972 en 1996 a 526.328 en 2003.

GASTO DE LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS POR ESTUDIANTE
Navarra163,94%
Canarias124,46%
Madrid117,28%
Comunidad Valenciana116,76%
País Vasco110,16%
Cataluña110,04%
Extremadura87,79%
Andalucía78,73%
Galicia82,17%

Por ello, el presidente de la CRUE y rector de la Universidad de Oviedo, Juan Vázquez, solicitó un "mayor esfuerzo inversor en becas" para recuperar el estado inicial. De todas formas, reconoció el primer impulso del nuevo Gobierno a la política de ayudas al estudio (al aprobar un crédito extraordinario). Además, los recursos del Estado para la política de ayudas al estudio ha bajado un 28%, pasando del 0,075% del Producto Interior Bruto (PIB) en 1996 al 0,054% en 2003, cuando las referencias internacionales que se manejan como necesarias son el 0,20%, es decir, cuatro veces menos de lo que se percibe en España. Por ello, la CRUE solicita una "revisión clara" de las políticas de ayudas al estudio.

Más esfuerzo del sector público

De todas formas, el mayor esfuerzo inversor en el sistema universitario lo realiza el sector público (4.864.136,47 euros en 2003), frente al privado (1.290.381,96 euros). La aportación directa de los alumnos desciende del 12 por ciento del total de ingresos en 1996 al 8,77% en 2003, según el documento presentado hoy en Madrid por los rectores. Principalmente, ha crecido la financiación destinada a la Investigación.

Los ingresos en investigación básica son del 69,39% (93,62% de carácter público) y en investigación aplicada del 30,61% (50,40% de carácter privado). En total, el sector público centra el 80,37% de los recursos y el privado, un total de 19,63%. Por universidades, el director del informe resaltó el esfuerzo inversor realizado durante los últimos años (1996 al 2002) por las de Castilla-La Mancha y Valencia, a pesar de que la primera de ellas sigue estando por debajo de la media española.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de junio de 2004