Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El voto emigrante niega al PP el escaño número 24

Los populares pierden casi 20 puntos con respecto a las generales

Las esperanzas del PP de conseguir un escaño más se esfumarán en los próximos días si se confirman oficialmente los datos del escrutinio del Censo Especial de Residentes Ausentes (CERA) avanzados ayer por el PSOE. Fuentes populares habían anunciado el domingo que el tercer eurodiputado de Galeusca podría caer de su lado tras el recuento del voto emigrante y con ayuda de algunas reclamaciones en mesas electorales.

El voto del CERA ha otorgado a la candidatura de José Borrell, 116.095 votos (el 44,46%), frente a los 65.660 logrados por la lista encabezada por Jaime Mayor Oreja (25,15%). Por su parte, Galeusca -CiU, BNG, PNV- se hace con 8.386 papeletas (3,21%), e IU obtiene 4.337 votos (1,66%).

Teniendo en cuenta esta información avanzada por los socialistas, la primera de las premisas no se ha cumplido. De hecho, el PP (23 eurodiputados) tendrá que asumir dos tragos: que los votos del exterior no le llegan para acercarse un poco más al PSOE (25 eurodiputados) y el importante descenso en el porcentaje de sufragios que ha cosechado su candidatura en comparación con las europeas de 1999: casi 10 puntos (del 35,04% al 25,15%). Más doloroso es el batacazo si se toma como referencia el voto de los emigrantes en las elecciones generales de marzo pasado. Entonces, el PP se hizo con el 44,94% de las papeletas. Pierde casi 20 puntos en tres meses.

Con este panorama, los populares esperan la publicación oficial de los resultados para realizar una valoración, aunque fuentes del partido daban ayer por perdido el escaño, según Efe. Para quitarle un eurodiputado a Galeusca -que por ahora pertenece al gallego Camilo Nogueira-, el PP necesitaría juntar al menos 12.900 votos con sus reclamaciones al escrutinio realizado en las mesas electorales. Eso, en el caso de que Galeusca no sumara ni un voto más en sus correspondientes peticiones de revisión.

Los resultados del voto emigrante devuelven al PP a la misma situación que en 1994, cuando logró el 25,45% de los sufragios, aunque en aquella ocasión con sólo 25.700 apoyos. Esto le sitúa muy lejos del récord obtenido el 14-M, cuando fue la fuerza política más votada entre los residentes en el extranjero. Entonces su techo electoral quedó fijado en ocho puntos por encima del PSOE, con 131.885 votos, frente a los 65.660 del 13-J.

Suben los socialistas

Ahora los resultados se han dado la vuelta. El PP pierde el 50% de sus sufragios. Y el PSOE se ha apresurado a hacer públicos los resultados del escrutinio, destacando que "nunca antes se había producido en ninguna otra consulta electoral europea una ventaja tan abultada": 50.000 votos.

Los socialistas han calificado el resultado como "espectacular", ya que el PSOE ha conseguido aventajar al PP en todas las comunidades autónomas, salvo en La Rioja. Los socialistas suben dos puntos con respecto a los comicios europeos de 1999; y ocho puntos sobre el porcentaje de voto del 14-M, con 10.000 papeletas más.

El pasado lunes, fuentes de CiU mostraron su sorpresa ante las declaraciones de algunos dirigentes del PP que, tras conocer el resultado del escrutinio, manifestaron su firme esperanza e incluso convicción de que la suma del voto del extranjero y las reclamaciones en muchas mesas electorales les otorgarían su escaño número 24, lo que les dejaría a tan solo uno de los socialistas.

Hoy concluye el plazo para el recuento definitivo en las juntas electorales provinciales y no parece que vayan a producirse cambios en los resultados del pasado domingo. Hasta el 21 de junio los partidos podrán presentar reclamaciones, y el 3 de julio la Junta Electoral Central hará públicos los resultados definitivos.

El censo de residentes en el extranjero refleja que existen 1.101124 electores fuera de España. De ellos, han ejercido su derecho a voto unos 261.070, quedando la participación ligeramente por debajo de las elecciones generales de marzo, pero ocho puntos por encima de la votación al Parlamento Europeo de 1999.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de junio de 2004