Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones Europeas

La batalla electoral por el trasvase termina en tablas

El porcentaje de voto de PSOE y PP en las zonas afectadas fue similar al del 14-M

La defensa del trasvase del Ebro no ha supuesto el descalabro electoral del PP en Aragón y Cataluña. La paralización de la obra, prevista por el Gobierno, tampoco ha hundido al PSOE en la Comunidad Valenciana, Murcia y Almería. Los resultados de las elecciones no indican que la polémica, "el eje principal de la campaña", según el presidente valenciano, Francisco Camps, haya influido en los electores, que han seguido la pauta del resto de España.

"Los socialistas brindarán con agua el domingo, pero con dos cucharaditas de sal para que sepan qué es eso de la desalación. Nosotros brindaremos con el agua dulce que se vierte al mar". Con este deseo cerraba Camps su campaña el pasado viernes en Almería, acompañado del presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, y Javier Arenas, presidente del PP en Andalucía, dirigentes populares que también han hecho de la defensa del trasvase del Ebro "el eje" de su oferta para las europeas.

La de las pasadas elecciones ha sido, en palabras de Camps, una carrera "llena de sentimiento y pasión", que sin embargo no ha logrado inclinar masivamente el voto en ningún sentido, ni a favor de las opciones opuestas al trasvase, el PSOE y nacionalistas catalanes y aragoneses, ni hacia el PP, adalid de la causa pro-trasvase. Los partidos nacionales bajaron el domingo pasado su número de votos frente a los anteriores comicios prácticamente en el mismo porcentaje. El PSOE ganó las dos elecciones, obteniendo en las europeas un 32,5% de votos menos que en la votación de marzo. El PP fue apoyado por un 33,7% menos de electores.

El partido que dirige Mariano Rajoy ha logrado aumentar su porcentaje de voto respecto a las elecciones generales del 14 de marzo en todas las comunidades implicadas en la polémica del Plan Hidrológico Nacional (PHN), incluida Aragón. En esta comunidad, donde la pelea contra el proyecto promovido por el Gobierno de José María Aznar fue más dura, el PP obtuvo en las elecciones europeas el mayor aumento de las zonas enfrentadas por la obra, un 3,6%. Pero también en Aragón es donde el PSOE ha tenido un resultado más brillante; el voto socialista en esta comunidad fue mayor en un 4,43% respecto a las generales de marzo. El presidente aragonés, el socialista Marcelino Iglesias, se felicitaba ayer por el resultado de su partido al tiempo que aseguraba que "Aragón vuelve al Parlamento Europeo, nuestro gran aliado contra el trasvase". Iglesias se refería a las objeciones medioambientales y económicas que algunos europarlamentarios plantearon frente a los 900 kilómetros de trasvase previstos que podían haber provocado un dictamen negativo al proyecto por parte de la Comisión Europea.

Subida también en Cataluña

En Cataluña, el argumento anti trasvase también ha sido uno de los puntales de la campaña para las europeas. El domingo pasado, el consejero de Relaciones Institucionales y Participación de la Generalitat, Joan Saura, de Iniciativa per Catalunya-Verds, animaba al voto a los electores utilizando el trasvase como "ejemplo clarísimo" de lo importante que era para los catalanes votar en las elecciones al Parlamento de Estrasburgo. La defensa de un delta del Ebro en regresión frente a la detracción de 1.050 hectómetros cúbicos anuales para el acueducto, fue otra de las razones de los partidos de izquierda catalanes para pedir el voto el domingo. Pues bien, en Cataluña, las dos grandes formaciones nacionales también han subido sus porcentajes de voto frente a los obtenidos el 14-M. El PSOE lo ha aumentado un 3,28%, y el PP, que ha logrado ser la segunda fuerza política en Cataluña, un 2,23%.

El PSOE ha sufrido en las elecciones europeas una penalización mínima en la Comunidad Valenciana: 0,31% menos de votantes apostaron por los socialistas en esta comunidad, frente a un aumento en el PP del 2,96%.

El PP organizó su campaña electoral para las europeas alrededor de la reivindicación "Agua para todos", con múltiples actos públicos y manifestaciones a favor del trasvase y en contra de la alternativa del Gobierno fundada en la desalación de agua marina, en las que se implicaron asociaciones de regantes y miles de valencianos. En Murcia, el aumento del voto de este partido fue más reducido, un 1,60%, frente a una subida socialista algo menor, 1,24%.

En la provincia de Almería, destino más alejado del agua a trasvasar, la campaña del PP también se centró en este asunto. Javier Arenas decía el pasado viernes en la capital que "el primer proyecto" que los eurodiputados del PP iban a defender "con todas las consecuencias" sería el PHN. La Junta Electoral Provincial de Almería ordenó el domingo la retirada de las pegatinas con el lema "Sí al trasvase" que portaban interventores del PP en algunos colegios electorales. El resultado de esta política ha sido una subida de casi un punto y medio de su partido, acompañada de un aumento socialista del 0,58%. El PP de Almería lamentaba ayer la victoria del PSOE en el Levante almeriense, la zona de la provincia más beneficiada por el trasvase.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de junio de 2004