Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:ÓPERA DE HOY

Música gestual

Defiende sin desmayo Mauricio Kagel (Buenos Aires, 1931) los aspectos interdisciplinares de las artes. En el teatro musical aplica una cultura básicamente gestual, con cierta recurrencia al cabaret más o menos literario y al circo de componente veladamente gimnástica.

En su epopeya musical sobre el diablo de principios de los años 80, que ahora se estrena en Madrid inaugurando un ciclo de ópera reciente, están algunas de las peculiaridades significativas de este argentino residente en Alemania, a medio camino entre lo europeo y lo suramericano.

Enfoque conceptual

La traición oral

De Mauricio Kagel. Versión española y dirección musical de José Luis Temes. Dirección escénica de José Luis Raymond. Ciclo Ópera de Hoy 04. Círculo de Bellas Artes, Madrid, 20 de mayo.

Su enfoque conceptual del teatro musical abrió caminos en su momento. Con el paso del tiempo y una receptividad de nuestros días pierde frescura, a pesar del oportuno y ajustado trabajo escénico de José Luis Raymond y de la entrega de José Luis Temes en el apartado musical al frente de un grupo de cantantes-actores notables e instrumentistas distribuidos por el escenario.

La integración estético-teatral de aspectos surrealistas, dadaístas, pos-Cage y otros da a Mauricio Kagel un sello de necesaria libertad más representativa de la estética de los sesenta y los setenta que de la actual.

Ello no impide la alta valoración para los organizadores por la presentación en España de este tipo de espectáculos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de mayo de 2004