Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro generaciones

"Los que se lanzan a las calles a saludarme no me ven a mí, ven a mi padre". Con estas palabras, Rahul -cuarta generación de los Gandhi en saltar a la arena política india- resumía el lunes en una entrevista con EL PAÍS, realizada en la casa familiar de 10 Janpath, en el corazón de Nueva Delhi, el significado de esta dinastía para el pueblo indio. Una dinastía intrínsecamente ligada a la independencia de India y encabezada por Jawaharlal Nerhu.

Dicen sus allegados que la derrota en la miniguerra con China mató al primer ministro indio, en 1964. Su hija Indira, que obtiene el apellido Gandhi al casarse con un empresario que nada tiene que ver con mahatma Gandhi, el profeta de la no-violencia, se hizo con el Gobierno en 1966 y se mantuvo al frente hasta la deblacle electoral de 1977, pero en menos de dos años volvió a ganar las elecciones. Indira fue asesinada en 1984 y su hijo Rajiv fue elegido "por Indira" para reemplazarla en la dirección del Congreso.

Una serie de escándalos de corrupción impulsaron la caída del Gobierno de Rajiv en 1989, pero como su madre, dos años después se disponía a recuperarlo, pero fue asesinado en plena campaña electoral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de mayo de 2004