La Guardia Civil intercepta una furgoneta cargada con 300 kilos de hachís en la A-1

Agentes de la Guardia Civil de la localidad de Buitrago de Lozoya arrestaron en la madrugada de ayer a dos súbditos de nacionalidad marroquí que trasladaban un cargamento de 300 kilos de hachís en el interior de una furgoneta, según informó el instituto armado.

La operación comenzó pasada la una de la madrugada, cuando una patrulla de seguridad detectó una furgoneta a la altura del kilómetro 78 de la autovía de Burgos (A-1), que despertó las sospechas de los agentes al mostrar un gran sobrepeso.

Por este motivo, la patrulla procedió a la identificación de los ocupantes de la furgoneta y, tras revisar la carga, localizó nueve cajas que contenían los 300 kilos de hachís.

Los agentes detuvieron a S. Z. y M. H. O., marroquíes de 25 y 29 años, respectivamente, quienes, según los investigadores, provenían de Cádiz y pretendían llegar hasta Guipúzcoa. Los detenidos, que viajaban de noche para intentar eludir el control policial y a quienes se les imputa un delito contra la salud pública, serán puestos a disposición judicial en las próximas horas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 09 de mayo de 2004.

Lo más visto en...

Top 50