Maskarada estrena una parodia sobre las disputas de la convivencia

La compañía Maskarada estrenará el sábado en el salón de actos del Ayuntamiento de Pasajes San Pedro A ze parea, una adaptación de La guerra del sofá, de Manuel Hidalgo, que se ríe de los pequeños conflictos que pueden hacer insoportable la vida en pareja. Es una parodia sobre los roces de la convivencia, sobre esas "disputas inconfesables" que surgen en la rutina diaria, explicó ayer el director Carlos Panera. Desde olvidarse de reponer el papel higiénico hasta dejar abierta la pasta de dientes.

Panera presentó ayer en San Sebastián esta comedia en euskera, cuya versión en castellano se estrenará en julio, durante la Feria de Teatro donostiarra. Sobre el escenario, Katrin Schlegel, Andoni Agirregomezkorta, María Dondiz, actriz de Goenkale, y Asier Hormaza, conocido por su trabajo teatral y por sus intervenciones televisivas en Sorginen Laratza, dan vida a parejas de lo más dispares: a jóvenes, a personas mayores, a heterosexuales, a gays.... Porque todos se enfrentan prácticamente a los mismos problemas de convivencia -quién baja la basura, cómo organizar las vacaciones...- y tratan de solucionarlos en el sofá de casa. "Hace falta mucha versatilidad y una clara vis cómica" para dar vida a los personajes de A ze parea!, apuntó el director. Porque el espectáculo, lejos de reflexionar con seriedad sobre la convivencia, persigue precisamente lo contrario, "desdramatizar" las batallas diarias e invitar al público a que se mire en un espejo y se ría de sí mismo.

Carlos Panera descubrió por casualidad hace unos años el libro de Manuel Hidalgo. Enseguida descubrió sus posibilidades teatrales y escribió una primera adaptación con sus alumnos del Aula de Teatro de la Universidad del País Vasco. El dramaturgo la supervisó y le gustó. Entonces Panera decidió trabajar en la versión definitiva en euskera.

Teatro de Bolsillo

El estreno de A ze parea! se producirá dos días después de la inauguración de la XIII edición del Teatro de Bolsillo de San Sebastián, que ofrecerá desde hoy hasta el 23 de mayo 25 funciones de nueve espectáculos en diferentes bares y cafés de la mayoría de los barrios de la ciudad.

El grupo Esqalera será el encargado de abrir el ciclo en el bar Muro de Gros con un montaje que mezcla música y poesía. Le tomarán el relevo Ramón Agirre y Joserra Senperena con 7 Gezur txiki, una apología de la mentira; el grupo francés Théâtre de la Toupine con el humor cáustico de su obra Felicia Catus; Mai Gorostiaga y su Libertad clowndicional; Detritus Teatrus con Las punkis también lloran; Bucanero, Alfredo Díaz y Flipy; Mal de Ojo y Bele Bizi. Habrá teatro, música, cabaret y otras disciplinas en representaciones de pequeño formato que llegan directamente al público. El concejal de Cultura de San Sebastián apuntó ayer que la audiencia del ciclo se incrementó de 1.620 personas en 1999 a 2.450 en 2003.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS