Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nace la organización mundial Ciudades y Gobiernos Locales, cuya sede estará en Barcelona

La ONU de las ciudades. De esa forma se ha venido a definir la nueva organización mundial de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU), cuya acta fundacional se firmó ayer en París. La nueva organización aspira a que las ciudades, donde ya vive algo más de la mitad de la población de todo el planeta, tengan representación política en otros foros y centros de decisión, como Naciones Unidas, y fomenten la cooperación para afrontar los efectos de la globalización.

La CGLU -que tendrá su sede en Barcelona- estará copresidida en la primera etapa de su andadura por Marta Suplicy, alcaldesa de São Paulo; Bertrand Delanoe, alcalde de París, y Smangaliso Mkhatshwa, alcalde de la ciudad surafricana de Pretoria. Una fórmula que explica los equilibrios que han sido necesarios para conseguir unir a las dos asociaciones en las que se encuadraba el movimiento municipalista: la Unión Internacional de Autoridades y Gobiernos Locales (IULA), creada en 1913 y que aglutinaba a ciudades anglófonas y con democracias más consolidadas, y la Federación Mundial de Ciudades Unidas (FMCU), nacida en 1957, que reunía a ciudades de influencia francófona y en la que se alineaban urbes de países emergentes.

El proceso de fusión de las dos asociaciones municipalistas se decidió en 2001 en Río de Janeiro, pero ha tardado tres años en cerrarse. La nueva Organización Mundial tendrá su sede organizativa en Barcelona, donde trabajarán más de una treintena de personas. Además de las ciudades, en la nueva organización también está presente Metrópolis, la asociación que integra a las grandes concentraciones metropolitanas del mundo y que preside el alcalde de Barcelona, Joan Clos. La capital catalana es una de las ciudades que, junto con un grupo reducido, se ha encargado de poner hilo a la aguja de la fusión. La CGLU se integrará en la Fundación del Fórum, cuando ésta se constituya, según las previsiones del alcalde.

El proceso de fusión ha reunido en París a más de 2.500 participantes representantes de cerca de un centenar de países de todo el mundo. La reunión fundacional aprobó sus estatutos y órganos de decisión. La CGLU tendrá una asamblea compuesta por 318 miembros y un comité ejecutivo de un centenar de personas. La representación española en el consejo la forman el presidente de la Federación Española de Municipios y alcalde de A Coruña, Francisco Vázquez, que intervino en la sesión de clausura; la alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar; la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá; el alcalde de Sabadell, Manel Bustos; la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de mayo de 2004